Crédito: Rodrigo Huerta

1.

Debes añadir a tu diccionario el verbo maderear. Y maderear al menos una vez por semana.

2.

Empieza y termina todas tus frases con un pues, e inserta un pues cada cuatro palabras.

3.

Visita la cerrada de San Agustín y pide un buen gazpacho con salsa extra.

4.

Toma tu dinero en cuanto escuches la musiquita de la Para Elisa de Beethoven.

5.

Ten una cita en el famoso callejón del romance.

6.

Usa el sarcasmo sin medida.

7.

Presume ante todos los visitantes de las deliciosas enchiladas de la inmaculada.

8.

Guarda en una bolsa muchas bolsas, lo sé, puede parecer extraño, pero en cualquier momento puedes necesitar de una bolsa.

9.

Cuando vayas tarde a una cita di ya estoy cerca, ahorita llego. Por naturaleza todos sabemos que esa frase significa que apenas vas saliendo de casa y que llegarás en media hora.

10.

Conoce exactamente la ubicación de todos los negocios donde venden tacos a dos pesos.

11.

Busca a los mariachis para tu festejo en la calle Corregidora

12.

Cuando tengas calor tómate una chamoyada, un diablito, una monja o un skimo en el tianguis.

13.

Quéjate de que los estacionamientos son muy caros y también de que dejar tu coche en la calle es muy inseguro.

14.

Piérdele el miedo las caminatas nocturnas por el centro, a las dos de la madrugada.

15.

Ponle a todas tus comidas aguacate y limón.