Foto: Esparta Palma

PASO 1: Mastique una hoja de pápalo que no sea virgen (o sea, que haya tocado al menos una cemita).

PASO 2: Lave toda su ropa, tiéndala en su azotea y luego échele encima una cubeta de ceniza (de preferencia volcánica).

PASO 3: Hierva una papa en agua bendita y posteriormente introdúzcala en su garganta.

PASO 4: Encuentre por la calle a algún conocido que no haya visto desde hace mucho tiempo. Aguántese las ganas de saludar y pase caminando frente a ella/él sin que le atrapen la mirada.

PASO 5: Bese a un estudiante de la BUAP dentro de un carro estacionado en el mirador de Los Fuertes.

PASO 6: Antes de dormir, beba alternadamente 10 copitas de Pasita y 10 de Rompope. Al despertar, cúrese la cruda con 3 memelas: una roja, una verde y una bandera.

PASO 7: Coloque en su habitación al menos un exótico artículo decorativo de estilo egipcio o chino proveniente de La Feria de Puebla.

PASO 8: Vaya al centro y gaste al menos $200 en chucherías que no necesite.

PASO 9: Sobreviva al menos 10 Km transportándose a bordo de la Ruta Rápidos de San Antonio.

PASO 10: Al amanecer, tome una fotografía al Popocatépetl y publíquela en su Facebook con alguna frase mañanera. Por ejemplo: “¡Días gente!” , “¡A darle desde tempranito!”, etcétera.

PASO 11: Haga una dieta a base de torta de tamal por el tiempo que usted requiera para cursar una carrera universitaria.

PASO 12: Haga algo naco a escondidas y no le cuente a nadie.