Foto: sakena

Recita de un tirón los 103 pueblos de la provincia.

Y añádele a cada municipio su producto gastronómico más importante.

Coge unos jazmines y hazle una biznaga.

Probablemente al verla terminada se haya caído de espaldas.

Pide una nube, un pitufo mixto, habla del campero, dile a tu compadre malagueño que esté alikindoy porque está alobao.

Si le cantas unos verdiales, le da un soponcio.

Llévatelo a un chiringuito y pide un filete con patatas.

Y si dices que el pescaíto es que no tiene sabor… te lo cargas.

Llévatelo a un chiringuito y reconoce que no sabes lo que es un espeto.

Y, cuando te obliguen a comerlo, dile que le vas a echar ketchup porque no te gustan las sardinas

Pasea por el centro y decide que, mejor, al McDonalds para almorzar.

Total, si la gastronomía en Málaga es lo de menos.

Insístele en lo bonito que es el faro de Málaga.

¡Que se llama Farola!

Dile que la Costa del Sol no te suena…

¿Y Torremolinos tampoco?

Y luego explícale paso a paso la receta de la porra antequerana, el ajobacalo de Vélez o un buen plato de los montes.

Si acabas con los ingredientes del Emblanco malagueño… ¡igual se enamora!

Asegura que echas de menos los limones cascarúos de Semana Santa.

What?

Di que el acento malagueño, las vocales desaparecidas y las eses convertidas en zetas son lo más erótico del mundo.

¡Ezo es asín!

Cuéntale que en algún lugar del mundo del clima es mejor.

Y añádele que también hay playas más interesantes.

Explica que te apetece un pajarete en la Casa del Guardia aunque sea tu primera visita a la capital.

¡Salud!

Cuéntale que en tu infancia jamás viste Verano Azul ni sabías que se rodó en Nerja.

Pero ¿quién es ese tal Chanquete?

Invítanos a dar un paseo cuando el tiempo anuncie lluvia.

Pero ¿esos días no está prohibido salir?

Lánzate a las calles del centro todos los días de Feria y no te pierdas ni una noche en el real.

¿Eres Superman?

Atrévete a meterte en el centro de la capital con tu coche un día de Reyes.

Igual sales el día 6, pero tú mismo.

Di que el agua del grifo te sabe requetebién y que incluso parece tener propiedades.

Y un sabor alucinante, sí…

Ponte una manga larga en cualquier día de terral veraniego.

Y asegura que este calor es habitual en tu lugar de origen.

Sé puntual.

Y puntual significa no llegar, al menos, 20 minutos más tarde de lo acordado.

Comenta tu preferencia sobre vivir en el interior, que junto al mar no se está tan bien.

Cuando te nieve en invierno o te ases de calor en verano, igual no te responde al teléfono.

Y que igual te gustó más Sevilla.

Quizás te mande al lugar del que has venido.