Las celebraciones durante Holi son unas de las más bellas de documentar para cualquier fotógrafo. Holi, el festival del color, se celebra en la India durante los meses de marzo o abril. Una de las razones principales por las que viajo a la India durante esta parte del año es para poder fotografiar el festival y obtener coloridos retratos.

El viaje fue un éxito, pero fue muy importante para mí investigar y prepararme con anticipación. La seguridad es una de mis principales preocupaciones cuando se trata de fotografiar un festival. Por eso, hice mis reservaciones en el Krishna Palace Hotel en Jaipur, ya que prometían organizar su propia celebración dentro de la propiedad del hotel.

Hay muchas razones por las que esto fue beneficioso:

  • Soy una fotógrafa y si bien mi marido hace las veces de guardaespaldas, los festivales son impredecibles. Y esto es especialmente así en el caso de Holi, ya que los hombres toman bebidas alcohólicas y consumen bhang, una sustancia derivada del cannabis, que afecta la conducta. También ha habido casos en Nueva Delhi de mujeres que fueron acosadas con la excusa de «celebrar el Holi».
  • Los polvos arrojados durante Holi pueden ser tóxicos y contener plomo, causando quemaduras y manchas en la piel. El dueño del hotel dijo claramente que el polvo que había comprado no era tóxico, ya que estaba hecho a base de harina. ¡Me sentí aliviada ya que mi piel es muy sensible!
  • Un hotel de mochileros es, por naturaleza, un lugar en el que la gente se reúne para celebrar, sin segundas intenciones y, por lo general, nadie tiene problemas en ser fotografiado.

Con todo esto solucionado, necesitaba preparar mi cámara para Holi. Puedes usar una funda impermeable (muy cara), pero una bolsa de plástico funciona igual de bien. Lleva tus lentes más rápidos -yo usé un 24-70 f/2.8 — y no lo cambies a menos que quieras pasar mucho tiempo limpiando tu cámara de polvo violeta.

Usé mi cámara en automático, ya que no iba a haber manera de cambiar la configuración sin sacar la cámara de la bolsa. Hice un agujero en el fondo de una bolsa de plástico y lo pegué con cinta adhesiva al parasol del objetivo. Después doblé las manijas de la bolsa sobre el visor y lo pegué con cinta adhesiva. Así podía ver a través del visor, pero nada iba a entrar en la cámara. ¡Sepan disculpar la horrible calidad de esta foto, pero mi cámara estaba dentro de la bolsa!

La única vez que tuve problemas con este arreglo fue cuando alguien me tiró directamente polvo púrpura, pero gracias a la bolsa llegó muy poco a la cámara y la pude limpiar fácilmente con toallitas húmedas de bebé y un pincel. Limpiar la correa fue otro tema, pero la mayoría del polvo salió con las toallas húmedas.

Mi meta al fotografiar la celebración era obtener muchos buenos retratos. Pero siempre préstale atención a los detalles. A menudo las cosas más pequeñas son las más hermosas, como esta explosión de polvo rojo en la mano azul.

Después de celebrar toda la mañana en el hotel, decidimos aventurarnos a la calle en grupo, alrededor de las dos de la tarde. Holi estaba llegando a su fin, pero aún había algunos participantes listos para mancharnos de todos los colores aunque, al vernos dar la vuelta y seguir caminando, desistieron.

Todavía era intenso andar por la calle, así que contratamos un mototaxi para que nos llevara por la ciudad y así poder sacar fotos de la gente en las postrimerías de Holi. Fue una idea genial, porque si el ambiente se ponía denso podríamos irnos inmediatamente, pero por suerte no pasó nada. Todo el mundo estaba de buen humor, volviendo a casa. Me senté en la parte de atrás del mototaxi, desde donde saludaba a la gente que pasaba, todos de muy buen ánimo y sin problemas para ser fotografiados. Una manera mucho menos intimidante de fotografiar el Holi.

Mis consejos principales para fotografiar el Holi:
  • Celebra en tu hotel, en un grupo seguro o con amigos.
  • Protege tu cámara con una bolsa de plástico.
  • Si vas a la calle, hazlo en grupo y contrata un mototaxi.
  • Aplica mucho protector solar antes de empezar a participar en las festividades.
  • Usa un turbante, un sombrero y anteojos para mantener el polvo fuera de tu pelo y de tus ojos.
  • ¡Diviértete! ¡Es una fiesta brillante en la que no podrás evitar el color!

Este artículo fue originalmente publicado en Kat Clay Creative y se republica aquí con su permiso. Todas las imágenes son también de la autora.