Photo: Jason Ippolito

Pregúntanos si somos de Sevilla al oírnos hablar

Aunque Sevilla sea la capital de Andalucía no todos los andaluces somos de allí. Andalucía tiene una extensión de más de 87.000 km cuadrados y más de 8 millones de habitantes. ¡No íbamos a hablar todos igual!
Sí, nos comemos muchas eses, terminaciones e incluso palabras en una misma frase, pero nuestro acento es SÓLO ALMERIENSE.

Asegura que Cabo de Gata está en Murcia

¡Ay, Dios! Si no sabes que la punta más al sureste de la Península Ibérica pertenece al Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, lugar de playas paradisíacas y de arena volcánica, elegidas por cientos de directores de cine de todo el mundo para rodar películas de fama internacional, escogidas para otros tantos videoclips musicales, donde guiris de toda Europa pasan largas temporadas en sus voluminosas auto-caravanas; si no sabes que David Bisbal lleva por imagen de marca al “Cabo de Gata” (aquí incluyo toda la comarca, pueblos y playas) allá por donde va; SI NO SABES TODO ESO, te recomiendo que le hagas una visita al mapa geográfico de España, porque te acepto que confundas la Costa Tropical con la Costa del Sol (no somos perfectos), pero que me sitúes a nuestro amadoCabo de de Gata en Murcia como me ha ocurrido en más de alguna ocasión… ¡NO! No te lo apruebo ni de coña.

Da por hecho que somos fans de David Bisbal

Que sí, que Bisbal es almeriense, tiene una voz preciosa, potente, rizos de oro y es muy guapo. Todo un artista en letras mayúsculas. Pero eso no significa a todos los almerienses nos vayan sus baladas, ni sus ritmos, ni su género musical. ¿Qué le vamos a hacer? Tiene que haber de todo en la huerta del Señor.

Llama a cualquier plato “tapa”

Antes de nada, la definición de una tapa almeriense: “Dícese de aquella cerveza (caña o tubo), tinto de verano, vino o bebidas similares que van acompañadas de unos pequeños-medianos platos, elegidos al gusto por el cliente (¡esto es muy importante!). Normalmente son comidas típicas almerienses como migas, “pescao frito” en todas sus variedades, patatas bravas, arroz, carne con tomate…etc, TODO por un módico precio que ronda los 2 euros más o menos, arriba o abajo, dependiendo del bar y de la bebida”.

Eso, y nada más que eso, son las tapas, pero nadie más parece saberlo fuera de Almería…

No llames a las cosas por su nombre

Un ejemplo son los chipirones, esos calamares pequeñitos que habitualmente se hacen fritos y que se sirven como tapa, en una buena proporción, en cualquier bar almeriense.

He visto calamares de un palmo y medio o más en el supermercado o en bares NO almerienses con la etiqueta de chipirones. Señora pescadera, o señor cocinero: no, así no se puede. Fuera de Almería llamadlos como queráis: calamares, potas, chopos… pero chipirones no.

Afirma que el único encanto de Almería son sus playas

¿¡Cómo!? Almería tiene mucho más que playas. Una visita cultural por la capital no te vendría nada mal para conocer su: Alcazaba (s.XI), refugios de la Guerra Civil (año 1938), Catedral-Fortaleza (s.XVII), el Museo Arqueológico (1933), la Casa de las Mariposas (s.XX), la Casa del Cine (1866), el Teatro Cervantes (1898), la Plaza de la Constitución o Plaza Vieja (s.XIX), el Cable Inglés (1904)…

Desacredita la calidad de nuestros tomates

Almería es la capital mundial del tomate, hecho confirmado y certificado. Cuenta con 9.000 hectáreas dedicadas a esta fruta, de las cuales el 60% de la producción va destinada a la exportación y llegando a facturar 500 millones de euros al año, ¡ejem!

Di que nuestras líneas ferroviarias son limitaditas

La institución competente en materia ferroviaria no nos quiere poner más líneas de tren hacia Poniente, ni hacia Levante, ¡dejadlos, sus motivos tendrán! Nos comunicamos perfectamente con la A92 y con la A7, ¡más que suficiente!

Quéjate del calor almeriense

Con una media de 2994 horas de sol y 108 días completamente despejados al año es una de las ciudades más soleadas de Europa. Ya lo decía Rodolfo Lussnigg “Almería, donde el sol pasa el invierno”. ¿Queja o envidia?