Imagen por Mo Riza

 

Disfruten de la ausencia.

Extrañar a alguien puede ser muy doloroso físicamente, pero el solo hecho de extrañarse implica que la relación está viva. Celebren el añorarse mientras llega el momento del reencuentro.

 

Ignoren los comentarios.

Mucha gente tiene problemas con las relaciones a distancia o, simplemente, no puede entenderlas. Es increíble la cantidad de gente que se esfuerza por recordarme constantemente que mi pareja está lejos, que pasa mucho tiempo sin que nos veamos, que ellos no podrían vivir tan lejos de sus parejas o que se estarían preguntando todo el tiempo que estará haciendo su novio en ese preciso momento. No podrían creer la cantidad de veces que me preguntan cuándo nos vamos a vivir en el mismo lugar o cuando vamos a estar juntos “finalmente”. Hagan lo posible por ignorar los comentarios. Si su relación funciona bien para ustedes, no hay necesidad de que encaje en moldes ajenos.

 

Hablen todo lo que puedan.

A veces esto no es posible, claro, si alguno se encuentra en el medio de la jungla o en una isla desierta. Pero la mayoría de los lugares en el mundo tienen, al menos, una línea telefónica. El conversar muy seguido es una buena manera de conectarse y de participar de la vida diaria del otro. Si a alguno no le gusta hablar por teléfono, pueden mandarse mensajes de texto, fotos, vídeos o dejarse mensajes de voz. Todo esto los hará sentirse cerca, aunque se encuentren a miles de kilómetros el uno del otro.

 

Las citas van a darles intimidad, aunque sean en línea.

A mi pareja y a mí nos gusta mirar programas de televisión al mismo tiempo, como una manera compartir. Nos mandamos mensajes de texto con comentarios sobre lo qué está sucediendo en la tele e incluso muchas veces los dos decimos lo mismo al mismo tiempo. Otras parejas leen el mismo libro o simplemente tienen una cita de pizza y cerveza vía Skype. Hay que usar la imaginación…Lleven a su pareja al parque a través de la compu o muéstrenle en vivo las obras de arte de la galería que están visitando. Compartan momentos, ideas, sentires. En esta era de la tecnología, las posibilidades para comunicarse son ilimitadas.

 

Ciber sexo.

Siguiendo con el punto anterior,  hay tantos tipos de tecnología que pueden ayudarnos a mantener la parte física de la relación, aunque no estemos físicamente juntos. Un mensaje sexy vía Whatsapp o un strip tease por Skype, por ejemplo, avivan el fuego. Incluso las parejas que no mantienen una relación a distancia deberían probar estos jueguitos.

 

¿A quién no le gusta recibir una carta de amor?

De las de antes o un correo electrónico, al menos.  O recibir un regalito por correo. Cualquier cosa que transmita se tomaron el tiempo de sentarse y pensar en el otro.

 

Asegúrense de que su vida sin la compañía física de su pareja sea fabulosa también.

Claro que el tiempo compartido va a ser especial y mágico, pero es muy bueno y saludable en lo personal y como pareja el saber que pueden ser felices aún estando lejos.

 

Tengan siempre planeada la próxima visita.

Claro que no siempre es posible ser tan exactos, pero me ayuda mucho saber cuándo es la próxima vez que vamos a vernos. Puedo disfrutar de mi vida sin él, pero con la seguridad de saber que en una fecha determinada vamos a reencontrarnos.

 

Si te ha gustado este artículo, puedes leer más historias de amor en tiempos de viajes siguiendo el link.