Crédito: fabiogis50

Encuentra un vuelo barato.

Uno de los principales desembolsos en un viaje y más si hablamos de Bali en Indonesia es el vuelo. En líneas generales, un vuelo ida y vuelta a Denpasar puede costar unos 850 euros. Una alternativa con la que puedes ahorrar bastante dinero es volar hasta Yakarta, en Java, que es un trayecto mucho más económico y desde allí tomar otro vuelo hasta Denpasar con alguna compañía low cost, como Air Asia, en la que puedes encontrar billetes de ida y vuelta (Yakarta-Denpasar) por menos de 50 euros.

Otro de los consejos que te damos es que te registres en diferentes buscadores de vuelos, compañías aéreas que hagan estos trayectos o webs que publiquen ofertas como Mejorvuelo, que por cierto hace poco publicó un chollo a Yakarta ¡por 435 euros ida y vuelta!

 

Alójate en lugares de ensueño a un precio de risa.

Una de las imágenes más habituales que tenemos cuando pensamos en Bali es la de esa exótica villa, perdida entre vegetación, con unas vistas espectaculares en la que nos quedaríamos meses y meses sin oponer ningún tipo de resistencia.

Podemos confirmarte que este tipo de lugares existen en Bali y, como ya has imaginado, su precio es equivalente a lo exótico de su apariencia.

Pero estás de suerte, porque si bien Bali es el paraíso de las villas privadas, entre tantas opciones está claro que tenían que existir algunas más económicas.

Normalmente están ubicadas entre arrozales y las vistas son increíbles, al igual que los precios, ya van desde menos de 30 euros al día con desayuno incluido.

Si tienes tiempo ilimitado, plantéate alquilarlas por un mes, suelen hacer buenos descuentos, llegando incluso a alquilarse por poco más de 300 euros.

Crédito: ^riza^

 

Villa privada, varias habitaciones, cuartos de baño, a veces incluso piscina. Vistas de infarto, terrazas en las que disfrutar de atardeceres increíbles ¿Entonces dónde está el truco? Evidentemente no puede ser todo perfecto. Existe un pequeño inconveniente y este no es más que su ubicación.

Las vistas tan impresionantes no suelen estar cerca de las carreteras o los pueblos principales, así que probablemente tendrás que andar dos o tres kilómetros hasta llegar a una zona poblada en la que poder hacer tus compras o ver gente.

Si esto no supone para ti ningún inconveniente, nosotros no lo dudaríamos ni un segundo. Despertarte cada mañana con un amanecer sobre los arrozales sí que es algo maravilloso.

 

Prueba la gastronomía local en los warungs.

La gastronomía indonesia es una de las más sabrosas de Asia. Si quieres ahorrar un buen pellizco en tu viaje a Bali no dejes de ir a los conocidos warungs, negocios familiares, muy sencillos y auténticos, que generalmente son restaurantes en los que podrás degustar la auténtica gastronomía local a precios de risa. Normalmente los platos no superan los dos o tres euros, pero no olvides que una buena Bintang fresquita te podrá costar algo más que el plato.

Estos son algunos de los platos que podrás encontrar en cualquiera de los cientos de warungs fr Bali:

Nasi Goreng

El plato nacional de Bali y probablemente el más conocido de la isla. Está compuesto de arroz mezclado con leche de coco, diferentes verduras con salsa de soja, pescado frito o rebozado y diferentes carnes con especias.

Mie Goreng

Otro de los platos más conocidos de la gastronomía indonesia y de Bali es este plato de tallarines fritos, mezclados con verduras y diferentes carnes que se suele tomar para almorzar.

Gado Gado

Plato de diferentes verduras mezcladas con una deliciosa salsa de cacahuete.

Sate

El sate son unos deliciosos pinchos de carne, normalmente de pollo, que se preparan a la parrilla y se acompañan con una buenísima salsa dulce de cacahuete.

Nasi Campur

Otro de los platos típicos que se componen de arroz. En este caso el arroz se sirve acompañado de diferentes ocasiones según se elija: un trozo de cerdo o pollo, verduras con huevo, queso de soja o satay.

Ayam Bakar

Sencillo plato indonesio que se compone de pollo a la parrilla acompañado de patatas fritas y salsa sambal.

Kerupuk

Galletas fritas que se comen como aperitivo acompañadas de la omnipresente salsa de cacahuetes

Tahu telur

Plato que se compone de queso de soja frito, con huevo y salsa dulce.

 

Muévete en moto por la isla y llegarás a los lugares más idílicos.

Llegar a muchos de los paisajes más espectaculares de Bali no es fácil. El transporte local no es precisamente el más puntual del mundo ni tampoco el que más conexiones tiene, por lo que visitar la isla de esta forma quizás no es la manera más cómoda si sólo tienes unos días.

Una de las opciones para conocer la isla es alquilar un coche con conductor por unos 35 euros al día (unas 10-12 horas) que incluyen coche, gasolina, dietas del conductor, parking… De esta forma podrás acceder a los lugares menos turísticos o más alejados sin ningún problema y con la tranquilidad que conlleva el ir con un lugareño.

Pero como bien hace referencia el título del post, si se trata de ahorrar, la mejor opción para conocer Bali pasa por alquilar una moto y recorrer con ella la Isla de los Dioses, sin ninguna atadura.

El alquiler de moto en Bali cuesta unos cinco euros al día, sin límite de kilometraje, por lo que podrás ir trasladándote a diario desde tu base a los diferentes lugares que quieras ver o mejor aún, ir haciendo ruta y parando para dormir cuando encuentres algún paraje único.

Imagínate despertar frente a unos arrozales y arrancar la moto después de desayunar, en busca de un nuevo edén.

Crédito: Luke,Ma

 

Lo mejor de Bali son sus paisajes… ¡y disfrutarlos no cuesta nada!

¿Conocéis la frase que dice “las mejores cosas son gratis”? Pues en Bali esta frase cobra su sentido más literal. Podéis encontrar maravillosos templos en los que tendrás que pagar unos cuantos euros por entrar, los mejores masajes por un puñado de monedas o la mejor gastronomía por unas rupias.

Pero sin duda lo mejor de Bali son sus paisajes. Arrozales que se tiñen de amarillos y verdes imposibles, playas interminables de color azul turquesa, impresionantes templos que se pierden entre la bruma, siluetas de volcanes entre las nubes o atardeceres de naranjas intensísimos.

¡Buen viaje a Bali, la Isla de los Dioses!