1. Controla las ofertas de vuelos

Hace unos años el vuelo a Nueva York era una de las partidas más importantes del viaje. Al día de hoy, sobretodo si dedicas un poco de tiempo a buscar, puedes volar a Nueva York por incluso menos de 300 euros ida y vuelta. Regístrate en las aerolíneas o buscadores de vuelos y suscríbete a páginas como Mejorvuelo, en las que publican ofertas diariamente. Así sólo tendrás que estar atento al email y en el momento que salga la oferta ¡lanzarte a por ella!

 

2. Revisa las fechas del viaje

Si ya en cualquier parte del mundo viajar en temporada alta es mucho más caro, en Nueva York esto se multiplica por cuatro. Así que revisa tus fechas y aléjate de festividades o fechas puntuales como las navidades y verás como tanto los vuelos como el alojamiento se reducen hasta un cincuenta por ciento.

 

3. Apúntate a la comida rápida

La comida es otra de las cosas que pueden hacer encarecer mucho un viaje. En Nueva York estás de suerte y es que es una de las ciudades con más variedad de opciones de comida rápida que existen. ¿No te lo crees? Y si por ejemplo te decimos qué en Grey´s Papaya puedes probar los mejores hot dogs de Nueva York con un menú que incluye dos hot dogs más zumo natural por sólo 5,95 dólares.

 

4. ¿Couchsurfing? ¡También en Nueva York!

Aparte de otras opciones más económicas, como hostels, alquiler de habitaciones o hoteles alejados de Manhattan, en Nueva York también podemos optar por couchsurfing, la web en la que se dan cita miles de viajeros que intercambian sus sofás o camas de manera gratuita con otros viajeros. Eso sí, no te olvides de agradecérselo con una buena tortilla de patatas o algún detallito de tu ciudad, seguro que te lo agradecen 😉

 

5. Museos gratis. ¿No te lo crees? ¡En Nueva York existen!

Como en muchas otras ciudades, en Nueva York existe la posibilidad de visitar algunos museos de manera gratuita ciertos días de la semana. Pero aún hay más y es que, por ley, los museos no pueden tener una tarifa fija, por lo que ellos te dan un precio orientativo para la entrada, pero que al no ser obligatorio, tú después puedes dejar la voluntad.

Museos gratuitos (con donación) diariamente:
Museo de Historia Natural, Museo Metropolitano de Arte, Museo de la Ciudad de Nueva York, Museo Nacional de los Indígenas Americanos, The Studio Museum, Museo de Arte Folklórico Americano, Museo de la Inmigración y el Museo de Arte Bíblico.

Museos gratuitos los martes:
Museo de Staten Island. El resto de días con donación sugerida.

Museos gratuitos los miércoles:
Museo del Patrimonio Judío

Museos gratuitos los jueves:
Museo de Arte y Diseño y Museum of Chinese in America (MOCA)

Museos gratuitos los viernes:
MOMA, Museo Whitney de Arte Estadounidense, New-York Historical Society Museum & Library, Museo Rubin de Arte y Asia Society.

Museos gratuitos los sábados:
Guggenheim Museum, Museo Judío, Museo de Brooklyn y Museo de Finanzas

Museos gratuitos los domingos:
Frick Collection

**Os aconsejamos entrar en las respectivas páginas webs para ver los horarios de acceso gratuito, ya que en algunos no es durante todo el día.

 

6. Las vistas más impresionantes de Nueva York, ¡son gratuitas!

Muchas veces pensamos que las mejores vistas de la Gran Manzana únicamente podemos disfrutarlas después de pagar un buen puñado de dólares. Estás de suerte y es que en Nueva York cuentan con uno de los mejores tours del mundo y encima, ¡es gratis! Sólo tienes que acercarte al Distrito Financiero, subirte en uno de los Ferries a Staten Island que salen cada 15 o 20 minutos y disfrutar de unas vistas impresionantes, tanto de Manhattan como de la Estatua de la Libertad.

 

7. Otras actividades gratuitas en Nueva York

Acá tienes algunas cosas hermosas que puedes hacer para encontrarte con el espíritu de la ciudad sin gastar ni un centavo. También te invitamos a pasar por nuestro blog y chequear las diez mejores cosas gratuitas para hacer en Nueva York, para que compruebes que tu viaje a la capital del mundo no necesariamente tiene que ser carísimo 🙂

 

8. Asistir a una misa góspel en Harlem

Ningún viajero que esté en Nueva York debería perderse una misa góspel en Harlem. Es una experiencia única. Nosotros, en el viaje a Nueva York en 11 días, fuimos a la iglesia Bethel Assembly Gospel, al servicio de las 8 de la mañana del domingo y os aseguramos que vale la pena. Esta es otra de las visitas gratis en Nueva York, pero también tenemos que decir, que después de estar dos horas y media disfrutando del servicio, con buenas actuaciones, un buen donativo es casi obligatorio. Dar un dólar por persona, como vimos a algunos asistentes, creemos que se queda “corto”, así que no os cortéis si queréis dar un importe un poco más alto.

A photo posted by Torrence Glenn (@torrenceg) on

 

9. Cruzar el Puente de Brooklyn

El Puente de Brooklyn es el puente más fotográfico y famoso de Nueva York. Une Manhattan con Brooklyn en un paseo de casi 2 kilómetros. Hay que tener en cuenta que es el que cruza más gente a pie o en bici, así que cuidado cuando te paras en una zona para hacer fotos si está reservada para la circulación de bicis, ya que vimos algún que otro percance. Sin duda esta fue una de las mejores cosas gratis en Nueva York que hicimos y que recomendamos al máximo. No puedes irte de Nueva York sin recorrer el Puente de Brooklyn (varias veces), sobretodo al atardecer.