En el estado de Querétaro, dentro de la zona semidesértica de Peñamiller, se esconde un paraíso muy poco conocido y sumamente fotogénico. Esta es una crónica en imágenes de mi última visita al Cañón del Paraíso.

Photo: Juan Carlos Piña

Panorámica de las montañas de Peñamiller, justo donde nace el Cañón del Paraíso. Crédito: Juan Carlos Piña

Photo: Juan Carlos Piña

Caminando por los senderos que conducen al cañón. Crédito: Juan Carlos Piña

Photo: Juan Carlos Piña

Llegando al cañón y donde empieza la peculiar caminata dentro del río. Crédito: Juan Carlos Piña

Photo: Juan Carlos Piña

Bueno, también hay algunas playas por donde puedes caminar sin mojarte 🙂 Crédito: Juan Carlos Piña

Photo: Juan Carlos Piña

Incluso hay puentes colgantes, pues en temporada de lluvias las aguas crecen tanto que es obligatorio usarlos para cruzar de un lado a otro.
Crédito: Juan Carlos Piña

Photo: Juan Carlos Piña

La mayoría son puentes colgantes muy viejos, pero existe uno muy moderno y que cruza una de las partes más anchas del río.
Crédito: Juan Carlos Piña

Photo: Juan Carlos Piña

Cuando no hay playas, te tocará caminar dentro del río, pero si es en temporada de secas, el agua es muy somera y caminar en ella es delicioso. En temporada de lluvias ni lo pienses, el agua seguro te lleva y pondrías en riesgo tu vida.
Crédito: Juan Carlos Piña

Photo: Juan Carlos Piña

Creo que esto es lo más profundo que encontramos, es decir el agua hasta las rodillas. Crédito: Juan Carlos Piña

Photo: Juan Carlos Piña

Antes de entrar de lleno al cañón hay algunas pozas donde puedes darte un buen chapuzón. Crédito: Juan Carlos Piña

Photo: Juan Carlos Piña

Dentro del cañón, los muros son impresionantes y tienen una peculiaridad: están hechos de mármol negro. Crédito: Juan Carlos Piña

Photo: Juan Carlos Piña

Detalle de una beta de mármol negro. Crédito: Juan Carlos Piña

Esta es una experiencia que no puedes perderte. Es uno de esos momentos de contacto con la naturaleza que son únicos e irrepetibles. ¡Qué disfrutes de tu visita al Cañón del Paraíso en Querétaro!