EN EL ESTADO DE QUERÉTARO, bajo un cielo azul y ardiente, entre montañas áridas y desnudas, el elemento vital transforma el agreste semidesierto en un oasis para los amantes del ecoturismo y la pesca deportiva: la presa Zimapán.

Photo: Juan Carlos Piña

También conocida como la presa “Fernando Hiriart”, este impresionante cuerpo de agua de 23 kilómetros cuadrados, uno de los más grandes del país y capaz de generar hasta 1,292 gigavatios por año, crea una frontera natural entre los estados de Querétaro e Hidalgo. En ella confluyen los ríos San Juan, Tula y Moctezuma.

Photo: Juan Carlos Piña

LA ISLA, TZIBANZÁ

Sobre el inmenso espejo de agua reposa una pequeña isla, en la cual la cooperativa de la comunidad de Tzibanzá opera el extraordinario campamento ecoturístico llamado “La Isla”, que cuenta con ocho cabañas de lujo tipo safari totalmente equipadas, una alberca al pie del agua, comedor para 40 personas, muelle, botadero y áreas verdes con un diseño arquitectónico y de paisaje verdaderamente exquisito.

Photo: Juan Carlos Piña

Photo: Juan Carlos Piña

¿QUÉ HACER EN LA ISLA?

Hay mucho por hacer, desde disfrutar de la tranquilidad del lugar y asolearse en la alberca hasta recorrer la presa en kayak o rentar una lancha y practicar la pesca deportiva y recreativa de lobina negra. También se puede hacer una visita guiada a los manantiales de Thaxido, donde el agua brota de la tierra a más de 35º C (se recomienda realizar esta visita muy temprano, pues para el medio día la gente de las inmediaciones abarrota el lugar convirtiéndolo en una auténtica lavandería). Los paseos en lancha por los diferentes brazos de la presa son de excepcional belleza, sobre todo para el avistamiento de aves. También es muy grato bordear a pie los montes que circundan la presa y disfrutar de las espectaculares puestas del sol.

Photo: Juan Carlos Piña

Si piensa visitar este destino le sugerimos reservar con anticipación, pues la afluencia de pescadores deportivos y turistas en general es considerable, especialmente los fines de semana.

Photo: Juan Carlos Piña