Si tienes planeado ingresar a México para recorrerlo o simplemente para cruzarlo de punta a punta en algún tipo de vehículo, ya sea auto, kombi, moto o casa rodante, debes tener en cuenta algunas cosas.

 

 

1. Si eres un extranjero e ingresas con tu vehículo a México, deberás pagar una garantía por la “importación temporal” del mismo.

Cualquier vehículo extranjero que ingrese a México tiene que pagar una garantía de dinero por la importación del mismo, que te devolverán una vez que saques el vehículo del país. Es decir, lo mismo aplica para las motos, no es solamente para kombis y automóviles. El permiso que te dan en la aduana para circular con el vehículo por México es de 180 días.

Hay diferentes valores, según la antiguedad de tu automóvil. Los vehículos del año 2000 o más antiguos abonan 200 U$S (dólares americanos), los que son modelo 2001 a 2006 abonan 300 U$S, y los vehículos del año 2007 en adelante abonan 400 U$S. Estos montos se pueden pagar en efectivo con dólares o con tarjeta de crédito.

 

 

¿Cuándo y cómo te devuelven el dinero?
Banjercito (Banco de México) te devolverá el depósito de la garantía de la misma forma en que fue abonado al ingresar al país. Si el depósito en garantía fue realizado con tarjeta de crédito o débito internacional, la devolución se realizará a la tarjeta bancaria que corresponda, el día hábil bancario siguiente a la salida definitiva del vehículo de México.

 

2. Sin embargo… hay dos excepciones interesantes a la importación temporal de “casas rodantes”.

Si tu vehículo está inscripto en el título como Casa Rodante, básicamente no rige el “Punto 1” de nuestra lista. En ese caso, no tienes que pagar garantía y, además, te dan un permiso temporario para que el vehículo circule mucho más tiempo en México: ¡tienes 10 años en el país, y no 180 días como el resto de los mortales!

 

3. Respecto al seguro para el vehículo…

Quizás te sorprenda el siguiente dato, pero el seguro para un vehículo extranjero NO es obligatorio en México.

 

4. El estado de las rutas es bueno y muy bueno, según por donde estés.

Si uno ingresa a México por Belice y lo primero que recorre es la Rivera Maya, lo más probable es que crea que las rutas mexicanas son autopistas del primer mundo. En toda la Rivera Maya la carretera es de dos carriles por lado, el asfalto es excelente, la señalización perfecta y lo mejor de todo es que no hay peajes. Pero la realidad es que ese tipo de rutas sólo existen en la Rivera Maya, ¡el resto de las rutas en buen estado son pagas! Mirando lo positivo, lo bueno es que, en general, las rutas están en buen estado.

 

 

Puedes ver el detalle de las rutas por las que anduvimos con nuestra Kombi Rutera, con distancias, peajes y el estado en que se encuentran haciendo clic aquí.

Consejo extra: Como México es muy grande, vale la pena tener un mapa bien hecho y detallado. Los mejores son los de la Guia Roji.

 

5. Te encontrarás con más Topes de los que quisieras.

 

 

Podríamos decir que los topes (o lomas de burro) son un invento mexicano. En ciudades chicas, grandes, medianas, pueblos, comunidades, rutas pavimentadas, de tierra, en una autopista, una curva, debajo de un puente peatonal, en una esquina, a mitad de calle, osea en cualquier lado (literalmente) te puedes encontrar con un tope. Y ojo que no se trata de cualquier tope sino de uno que tiene un tamaño tan alto que tienes que frenar a cero para poder pasarlo. Para dar un ejemplo, en los 190 kilómetros de la ruta que une Palenque con San Cristóbal de las Casas contamos más de 200 topes, es decir, ¡¡¡más de 1 por kilómetro!!!

 

 

6. Debes tener en cuenta los peajes en tu presupuesto.

En México a los peajes se le llama «cuota» o «caseta» y hay algunas que son bastante caras. Por ejemplo: de Cancún a Mérida hay 310 kilómetros y los peajes suman un total de 500 pesos mexicanos (30 U$S). Incluso en un único trayecto suele haber más de un peaje. Un promedio del costo de los peajes en México es de un peso mexicano por kilómetro.
La bueno es que todas las rutas que cobran peaje tienen la opción de la ruta estatal que es libre y gratuita. Generalmente, los trayectos sin cobro son más largos, atraviesan varios pueblos donde hay semáforos y, por supuesto, ¡lomas de burro o topes!

 

7. Puedes contar con “Ángeles Verdes”.

Si circulas por la carretera con peaje, cuentas con apoyo mecánico durante el trayecto. Se los llama “Ángeles Verdes” y están de servicio de 8:00 a 18:00 horas. Te auxilian ante cualquier problema que puedas tener: reparan el vehículo si es posible o te remolcan si lo necesitas. El teléfono para comunicarse con ellos es 078.

En las carreteras estatales (que no son con peajes) se encuentran los “Alas Rojas” que asisten de 7:00 a 21:00 hs y el teléfono de emergencias es el 066.

 

8. Sobre la gasolina.

A pesar de lo grande que es el país y la gran cantidad de empresas extranjeras que hay, sólo existe una empresa que tiene el monopolio de estaciones de gasolina: La PEMEX. Es estatal y es la única que vende combustible.

Te anticipamos que muchos mexicanos se quejan de que el precio del petróleo es muy caro, teniendo en cuenta que México es un país que produce su propio petróleo. Tu sacarás tus propias conclusiones según cuál sea tu precio de referencia en el país en el que vives.

La gasolina se mide por litros, y hay dos tipos de gasolina. Los precios que nosotros registramos en enero de 2016 fueron:
-Magna, también llamada Verde (87 Octanos) a $13,16 pesos mexicanos el litro (U$S 0,71)
-Premium, también llamada Roja (93 Octanos) $14,00 pesos mexicanos el litro (U$S 0,75)
-Diesel $13,77 pesos mexicanos el litro (U$S 0,74)

La cantidad de gasolineras que hay es a veces exagerada, ya que en algunas rutas hay 4 en menos de 1 kilómetro. Pero vale ser precavidos y tener siempre una reserva… También sucede que en algunos pueblos, comunidades y ciertos tramos largos (como por ejemplo en la Baja y Alta California) no hay estaciones de gasolina.

 

9. Consejo de lugareños: siempre debes pedir que te carguen gasolina en “velocidad 1”.

Cuando cargues gasolina, siempre pide que te carguen en la velocidad más lenta del surtidor. Algunos mexicanos creen que cuando cargas gasolina te meten, además de combustible, aire. Esas mismas personas dicen que si pides que te carguen en la velocidad más baja, la gasolina entra más despacio y también entra menos aire. Creer o reventar. Igualmente no se pierde nada pidiendo que te carguen combustible en la velocidad más baja… Estás avisado.

 

10. Ten en cuenta el “Hoy no circula” en el DF.

La gran cantidad de vehículos que circulan en la Ciudad de México obliga a que exista un programa que se llama «Hoy no circula”. Consiste en que los vehículos cuya patente (placa) termina con un número determinado no pueden circular un día de la semana. Este programa SÍ aplica para autos extranjeros (a menos que apliques a un pase especial, ver más abajo), y la restricción es de 5:00 a 23:00 horas. Acá está el detalle:

  • 5 y 6 no circulan lunes
  • 7 y 8 no circulan martes
  • 3 y 4 no circulan miércoles
  • 1 y 2 no circulan jueves
  • 0 y 9 no circulan viernes

 

Otro consejo extra: el Pase Turístico salva a ciertos vehículos del programa “Hoy no circula”.
Los vehículos provenientes del extranjero podrán obtener un Pase Turístico por vía electrónica y de forma gratuita en www.paseturistico.df.gob.mx. Este pase es válido por un período de 14 días al semestre o dos períodos de 7 días al semestre. Como se aclara en esa página web, “El Pase Turístico se otorga únicamente a vehículos PARTICULARES a partir de los modelos 2001 al 2016. Los vehículos de Morelos, Hidalgo, Puebla y Tlaxcala no pueden obtener el Pase Turístico”.

***
Este artículo fue publicado originalmente por Kombi Rutera en Febrero de 2016 y se reproduce aquí con permiso del autor. Todas las imágenes pertenecen a Kombi Rutera.