1. Su centro histórico es el segundo más grande de México.

Superado únicamente por el de la Ciudad de México. Una vez que lo conozcas querrás perderte en sus calles llenas de historia y lugares sorprendentes.

A photo posted by gabichiquita (@gabichiquita) on

 

2. El español no es el único idioma que se habla en la ciudad.

La cultura maya se encuentra más viva que nunca, no sólo en sus sorprendentes construcciones y antiguas ciudades, sino que también se manifiesta en la vida diaria de la ciudad, en sus nombres, en sus palabras y en el idioma maya que muchos meridanos todavía hablan. ¡Un tercio de la población del estado habla el maya yucateco!

A photo posted by Taller Maya (@tallermaya) on

 

3. En Mérida también hay cenotes.

Aunque la mayoría se encuentran en propiedades privadas como casas o restaurantes, en la ciudad de Mérida también hay cenotes. Un excelente ejemplo es Xlacah, que se encuentra en la zona arqueológica de Dzibilchaltún, y que los meridanos amamos visitar (especialmente los domingos). Sus transparentes aguas alcanzan hasta 44 metros de profundidad.

 

4. Es casi imposible perderte.

En Mérida las calles no tienen nombre, tienen número. Si estás en el Centro Histórico sólo tienes que tomar en cuenta que las calles con número par van en dirección norte-sur (o viceversa), y que las calles con número non avanzan en dirección este-oeste. Muy conveniente, ¿no crees?

A photo posted by Efren Ham (@efrenham) on

 

5. Mérida tiene su propia bebida.

No puedes irte de Mérida sin haber probado el exquisito Xtabentún, un ancestral licor maya elaborado con miel de abeja fermentada junto con ron o anís. Vas a querer llevarte una botella para compartir con los amigos mientras les presumes tu viaje a Yucatán.

A photo posted by Manuel (@mchicom) on

 

6. Hay túneles bajo el Centro Histórico.

Aunque no hay una idea clara de su verdadera extensión, existen hoy en día indicios de una compleja red de túneles que conectaban las primeras casas e iglesias con la Catedral y otros edificios importantes en el Centro Histórico. Habrían sido construidos durante los primeros años de la colonia por temor a alguna sublevación maya. Te recomendamos tomar el tour “Noches de Leyenda”. ¡Te va a encantar!

A photo posted by Edwin J. Gómez (@ed_gomvaz) on

 

7. Aquí las esquinas tienen nombre.

Las esquinas en el Centro Histórico de Mérida son un punto de referencia. Tienen bellos, divertidos o enigmáticos nombres y aunque el origen de la mayoría de estos es actualmente un misterio, se sabe que surgieron de acontecimientos antiguos y que cada una cuenta su historia. El caso es que bien puedes pasar una tarde recorriendo estas calles coloniales buscándolas y tratando de descifrar su significado.

A photo posted by Juan M García G (@kreatormx) on