Madrid es una ciudad llena de matices, tradiciones y costumbres propias, una ciudad para vivirla con ganas. Y viviéndola, de hecho, uno no puede evitar hacerse adicto a ciertas cosas que solo ocurren aquí…

1. Domingos en La Latina

Hay domingos para todos los gustos: de día de campo en familia, de sufrir la resaca en el sofa o de ‘peli’ y manta… pero todos estos planes se irán al traste en cuanto uno de tus amigos te proponga ir de cañas a La Latina.

A photo posted by MRG (@mromerogirbau) on

2. Beber agua del grifo

El agua de Madrid es el mejor del mundo y quien diga lo contrario miente.

3. Terminar cenando en VIPS

Es imposible negarlo: todos hemos salido en busca de un bonito y original restaurante de comida exótica… y hemos terminado cenando la hamburguesa pampera del VIPS.

A photo posted by 🍭 (@loliirubitta) on

4. Quedar en el metro de Tribunal

Es extraño que todavía no hayan colocado en este lugar una placa que diga ‘punto de encuentro oficial de los ciudadanos de Madrid’.

5. Llevar a las visitas a comer bocadillos de calamares a la Plaza Mayor

En tu vida diaria no se te ocurre hacerlo, pero si llega tu familia del pueblo o tu amigo ingles está de visita en la ciudad no lo dudas: bocadillo de calamares calentito en la Plaza Mayor.

6. Tener preparado un buen número de respuestas para defenderla de los fans de Barcelona.

Barcelona puede ser más bonita, pero nunca (¡NUNCA!) te darás por vencido dando razones por las que Madrid la iguala o incluso la mejora: es más divertida, todo el mundo es bienvenido y un largo etcétera.

A photo posted by Luis Gonzalvo (@dvicio_luis) on

7. No irte a dormir antes de medianoche

Inténtalo… pero no lo conseguirás.

A photo posted by Altea (@altealeelan) on

8. Saber que para cualquier emergencia, a cualquier hora, siempre podrás contar con… el chino de tu calle.

La tiendecita tradicional de tu barrio está ahora regentada por personal chino… al que acudes desamparado cuando el supermercado ya cerró.

9. Las verbenas

La de la Paloma, la de San Cayetano, la de San Lorenzo… las verbenas llenan las calles de colores, mantones de manila, barras de bar, comida, música, gente y fiesta, elementos adictivos todos ellos que te harán repetir año tras año sin que lo puedas evitar.

10. Caminar por Gran Vía y entrar a cualquier tienda… aunque no compres nada

La Gran Vía se convierte en el epicentro de muchos de tus paseos y entrar a sus tiendas sin comprar nada… bueno, es una adicción como otra cualquiera…

A photo posted by NH Hotels (@nhhotels) on

11. El Retiro

Punto turístico y también de los más queridos por los madrileños. Siempre hay hueco en la agenda para relajarse y disfrutar del hermoso Parque del Retiro.

A photo posted by @yokton on

12. El cielo

Y lo admiras con orgullo, como si fueras tú el que lo hubiera puesto allí arriba.

A photo posted by @antonio_thiery on

Crédito imagen de portada: teoruiz