1.- A los Ojos Rojos

Para nosotros beber cerveza es una tradición, e ir a tomar “dos como la gente” es una actividad que se nos da muy bien. A veces para variar pedimos ojos rojos, pero ¡mucho cuidado!, fácilmente te puedes hacer adicto a esta picante y refrescante bebida.

A photo posted by Ricksamos (@ricksamos) on

2.- A explorar cenotes

Una vez que hayas recorrido los caminos y veredas de Yucatán para descubrir un nuevo cenote (algunos son abiertos, otros están bajo tierra),, y te encuentres con una increíble maravilla natural en medio de la selva, sólo para ti y tus amigos verás que es algo que vas a querer hacer cada fin de semana de tu vida.

A photo posted by Ts’ono’ot (@tsonoot) on

3.- A patear la pared cuando estás en la hamaca

No hay nada más relajante para un yucateco que el sonido que hace la hamaca al balancearse, y esa sensación de movimiento mientras disfrutas de un preciado momento de ocio. Siglos de tradición indican que la mejor manera de mecerte en una hamaca es empujándote con el pie contra la pared. Pruébalo y verás…

A photo posted by @hammock4life on

4.- A la tranquilidad

Es muy fácil acostumbrarte a lo bueno y la tranquilidad es una de esas cosas que no valoras tanto hasta que la conoces de verdad. Mérida es la ciudad más segura de México y la vida en estas tierras pasa ligera y descalza… es algo a lo que no vas a querer renunciar, créeme.

5.- Al queso de bola

Nuestra adicción al queso de bola es una de las más veneradas tradiciones yucatecas. Está presente en la comida y en los postres, y ninguno de nosotros puede resistirse a una marquesita de queso de bola, unos tamales con chaya y queso o a un exquisito queso relleno. Si no quieres convertirte en un adicto, perdido, ni lo pruebes!¡

6.- Al achiote

El achiote es indispensable en la comida yucateca y nosotros amamos su sabor, sobre todo si se trata de la (casi sagrada) cochinita de los domingos…

A photo posted by EL YUCATECO (@elyucateco_la) on

7.- A los granizados

El granizado es uno de los mejores inventos para combatir el calor y obtener felicidad instantánea al mismo tiempo. En cuanto los pruebes los va a amar y ya no podrás olvidarlos jamás.

A photo posted by Luis Pech (@padresito4117) on

8.- Al delicioso ceviche

Vivir cerca del mar tiene sus ventajas y seguramente la principal es que puedes puedes disfrutar cada vez que quieras de un delicioso ceviche, acompañado de una cervecita, mientras entierras tus pies en la arena y observas la playa y sus bellezas… ¡Aaaah!

9.- A encontrar chile habanero en cada establecimiento

Para un yucateco la vida no es vida sin el chile habanero. Es el eterno compañero de nuestros platillos y jamás debe faltar en nuestra mesa. Somos adictos irrecuperables, lo confesamos.

10.- Al aire acondicionado

En cuanto entras a una habitación con aire acondicionado (sobre todo si estuviste caminando por las calles), conoces la verdadera felicidad. El alivio instantáneo que sentirás va a provocar una adicción inmediata al clima artificial.

A photo posted by Cuanta Razon (@cuantarazon) on

11.- A las fiestas con piscina

En Yucatán las mejores fiestas son en la piscina. Es una de las ventajas de este clima que nos permite hacerlas todo el año, finalmente esto de vivir en una eterna primavera debe tener sus ventajas ¿No crees?

A photo posted by (@squidelephant) on

12.- A tomar el fresco

Tomar el fresco es más que sentarte a la puerta de tu casa a esperar que el viento de la noche te quite el calor. Es una oportunidad para socializar, enterarte de los últimos acontecimientos, disfrutar de algún bocadillo o bebida y sentirte simplemente feliz mientras te balanceas en tu mecedora o subes los pies en esa silla en el jardín.

A photo posted by kristen lucas (@kkmeow) on

13.- A ponerle chaya a todo

La chaya es una planta muy yucateca y sirve como acompañante de algunas de nuestras más veneradas comidas, desde unos sencillos huevitos con chaya, unos tamales o un espléndido brazo de reina. La verdad es que amamos tanto a esta planta que incluso la hacemos en agua… en cuanto la pruebes nos acompañarás en nuestra adicción,

14.- A tener la playa a 15 minutos

Tomar una cerveza con vista al mar, comer delicioso, practicar algún deporte acuático, nadar en el agua calentita o simplemente caminar por la arena… Es fácil hacerse adicto a esta vida, ¿no?