Que agarra y que me dice…

¿Qué es eso que agarramos los chilangos antes de decir cualquier cosa? Esta es una de esas muletillas que nunca aceptaremos tener, pero que sale a flote al menor descuido para ubicarnos como parte del español chilango más recalcitrante. Muy común cuando estamos compartiendo una conversación pasada y la emoción le empieza a ganar a la RAE.

 

Igual y…

Igual y sí, igual y no, igual y llego tarde o igual y me da flojera y ni siquiera voy, porque además, se ve que igual y va a llover. ¿Qué por qué tanto igual? Igual y quiere decir lo mismo que tal vez, igual y nada más nos gusta como suena o igual y es una moda. A final de cuentas, igual y se entiende, ¿o no?  

 

Cámara

Expresión de asombro, de despedida y de consentimiento. Para distinguir esta palabra del aparato fotográfico del mismo nombre, alarga la primera vocal de manera exagerada. ¿Cámara?

 

Aliviane

Haber presentado ese examen que te tenía tan preocupado, la llegada de las vacaciones, que no se descomponga el metro de camino a tu chamba, la quincena… Todas estas cosas comparten un mismo espíritu y se unen bajo el estandarte del aliviane.

 

Cáscara

Encuentro deportivo de tono informal. La cáscara o cascarita —nada que ver con el tamaño— es normalmente improvisada y se arma con los jugadores que se tengan a la mano. La cáscara normalmente requiere de modalidades de juego distintas como el gol-para (fútbol), el tochito (americano) y el veintiuno (basket).

 

Tira paro

El paro es un favor, pero a diferencia de éste, no sólo se pide o se hace sino que se tira. Entre amigos se tira paro y se tira esquina, que es básicamente lo mismo. El paro es un aliviane y siempre se agradece. ¡Qué buen paro! ¡Qué parote! ¡Qué parototote!

 

Guajolota y tecolota

Desayunos chilangos que evocan pájaros del género femenino y que cubren los requerimientos calóricos diarios desde la primera mordida. La guajolota es una torta de tamal —que puede estar o no frito— y la tecolota una torta de chilaquiles. Suena a perversión gastronómica, pero los exhorto a pr  

 

Chido y chafa

El yin yang del español chilango. Chido y chafa son luz y oscuridad, día y noche, lo bueno y lo malo. Qué chido que te dieron la gerencia, pero qué chafa que no te subieron el sueldo.   

 

Sangrón

Úsese para decir mamón enfrente de los niños.

 

Chale

Otra de esas muletilla chilangas. Chale. Eso que dices cuando alguien te da una mala noticia y no sabes qué responder o cuando no crees nada de lo que estás escuchando. Chale siempre bajonea la conversación. Chale, qué mal pedo. Chale, mejor ya vámonos. Chale, no somos nada.

 

Me late

Me late que esta expresión se comprende fácil. Es más, me late que la vas a terminar usando. También me late la vecina del edificio de enfrente, pero esa es otra historia.

 

Taco con copia

Taco con dos tortillas. Opcional en la mayoría de los tacos. Necesario cuando se trata de tacos de guisado.

 

En corto

En cortito, sin tanto rollo, aquí entre nos, lo más rápido que se pueda, en caliente y sin meternos en broncas. En corto pues.

 

Chela banquetera

Cerveza que se toma inmediatamente afuera del establecimiento que la vende. El establecimiento normalmente es una tienda de ventanita, la cerveza es normalmente una Corona versión caguama y los actores participantes son normalmente los borrachines de la colonia. El dueño de la tienda puede o no ser parte de la tertulia.

 

Rífate por la banda

Rifarse por lo cuates es una cualidad digna de admirarse. Ese cuate que siempre tira paro es bien rifado, se rifa, rífate tú también e invita la próxima ronda de chelas. Rifarse siempre trae implícita la naturaleza del acto heróico. Hay que rifarse con todo, hay que ser rifado.  

 

No traigo cambio

Empecemos por definir que en el centro de México el cambio no hace referencia ni a una muda de ropa ni al fuego interno que lleva a la reinvención. El cambio es el vuelto, las moneditas, la morralla, los pesos. Había que meter esta expresión en algún lugar de la lista ya que, además de la evidente confusión lingüística, la falta de cambio en la ciudad es un problema real para el que todos deberíamos tomar previsiones. Si visitan la Ciudad de México, por favor traigan cambio.

 

La neta, la neta…

La verdad no peca pero incomoda. Y lo mismo se puede decir de la neta, que puede sustituir a la verdad en cualquier contexto, desde las netas cotidianas hasta la neta universal —que puede o no ser lo mismo que la neta del planeta. ¿Neta? Pues sí, así como lo oyes.   

 

Cañón

Eufemismo bastante chafa de cabrón. Úsese exclusivamente en presencia de la mamá o la suegra.

 

Gacho

La inflación, el calentamiento global, la posible reelección de Trump… todas esas cosas califican de gachas. Úsese como sinónimo de chafa sin mayores restricciones.

 

Combi, micro y camión

El transporte público en la ciudad puede dividirse en tres categorías básicas. Si es claustrofóbico y tiene asientos mareadores de esos que ven para atrás, es combi. Si es igual de claustrofóbico pero la mayoría de los pasajeros van de pie, es micro. Y si suena como matraca, parece que debió haber salido de circulación hace dos décadas, pero qué espacioso es, entonces es camión.