1. Visitar la Casa Museo Alí Primera y conversar de los temas más interesantes, en su honor.

Crédito: lubrio

 

2. Tener una cita por las costas de la península, ya sea en lancha o caminando, ¡sin morir de amor en el intento!

A photo posted by @jadn90 on

3. Ir a misa en el Santuario de San Joaquín y Santa Ana, ya sea para poner la fe un poco en práctica o por el “simple” hecho de dejarte conquistar por su magia.

 

4. Y hablando de este pueblito tan hermoso, subir el cerro Santa Ana y conectarnos con nuestro ser interior haciendo un poco de excursión.

A photo posted by John Cardenas (@johncarpar) on

5. Ir al Centro Ecológico Pangea, para conocer más sobre Paraguaná y aprender sobre reciclado, entre otros temas.

6. Contemplar la vista que te ofrece la primera estación en el cerro Montecano… y claro, terminar el recorrido pensando “qué hermoso lugar para caminar, debería venir más a menudo”.

7. Asistir a las fiestas de los Locos de Moruy.

A photo posted by Locos De Moruy (@locosdemoruy) on

8. Hacer por fin esa escapada (que tienes tiempo pensando con los panas o la familia) e ir al Cabo San Román.

Crédito: joan_rodes

Crédito: rahul3

 

9. Comerte tu buena ración de pescado frito a la orilla de la playa… Acompañado de una “bien friita”.

A photo posted by Ronny Javier (@5lucas_) on

10. Seguidamente comer un poco de dulce de lechosa o una conserva de leche de cabra.

11. Pasar al menos 30 minutos en las salinas de las Cumaraguas, si la brisa te deja y no te lleva antes.

 

12. Darte el tiempo para conocer mejor la increíble variedad de aves de la zona.

Según su nombre científico, este “Bobito” se llama “Hypnelus ruficollis decolor”. Crédito: ferjflores

 

13. Hacer windsurf en Adicora y dejarte llevar por la adrenalina.

A photo posted by Hernán Arends (@hernankite) on

14. Comerte una buena sopa de Mondongo un domingo al mediodía.

15. Tener una vista panorámica de la Península, con todo y refinerías, para comprender al lugar de forma completa.

16. Hacer una foto cuando está cayendo el sol en cualquier parte de la península y decir “Mi Paraguaná no necesita Filtro”. Si es desde La Estancia, entonces contarás con un clásico de los enamorados de Paraguaná. 

A photo posted by CORPOTULIPA (@corpotulipa) on