A photo posted by SupLuis (@luisesvida) on

 

1. Llegas a “La bandera” pero no ves ninguna bandera allí.

¡Es que ese nombre es confuso para los de fuera! Si dicen que debes bajarte en “la bandera”… lo lógico es pensar que verás una bandera por algún lado, ¿no es cierto?

 

2. No puedes dejar de mirar lo altas que son las torres de Parque Central.

¡Realmente son muy altas! A excepción de las torres de la refinería, en Paraguaná no hay edificaciones tan grandes e imponentes.

 

3. Te ríes cuando un caraqueño se queja del calor.

‘Tamos a 27º y ¿te quejás? Ay dios, vojn mijito allá te morís cuando estamos a 40º.

 

4. Luego tienes que aguantar el chalequeo cuando te ven abrigado y muriendo de frío mientras ellos están en franelilla.

“Aaaaay, vale, estás perdido de jevita won, ¡ya nada más te falta ponerte las cortinas encima!”

 

5. Por alguna extraña razón… todos saben que no eres de Caracas aunque no te escuchen hablar.

Imagino que es por la cara de perdidos que tenemos en todo momento y por lo lento que caminamos en comparación a los Caraqueños.

 

6. Te sorprendes porque las arepas tienen nombre.

Con susto piensas: ¿y ahora cuál pido? ¿Esa “pelu’a” será la de chicharrón con pelo?

 

7. A todo Caraqueño que intente imitar tu acento, le saldrá un “maracucho”.

Y lo peor es que no notará la diferencia…

 

8. Te cansarás de recordarle a tus amigos de Caracas que NO SOMOS CORIANOS, SOMOS PARAGUANEROS.

En serio, eso es el equivalente de decirle “Maracucho” a un “Guaro”. ¡Nos enoja mucho!

 

9. Comprendes que subir al metro en hora pico es el equivalente a viajar a Coro en Traserca.

En ese sentido, tanto los paraguaneros que viajamos a Coro en un Traserca como los caraqueños somos similares: conocemos lo que es una verdadera tortura.

 

10. Compruebas que los Caraqueños son muy malos en Geografía.

La mayoría de los caraqueños denominan “centro del país” a todo lo que se encuentra fuera de La Gran Caracas, y ese modismo es geográficamente incorrecto. Paraguaná no es del “centro del país”, sino de la región nor-occidental de Venezuela.

 

11. Cuando vas a una fiesta con tus amigos Caraqueños, todos son “machos bebedores” hasta que prueban el Cocuy que llevaste.

El cocuy es una bebida típica del occidente Venezolano prohibida hasta hace poco por su alto contenido alcohólico. Cada vez que un Caraqueño la prueba te dice cosas del tipo “¡bicho esta vaina si es arrecha won!”.

 

12. Y cuando les llevas dulce de leche de cabra, ¡quedan enamorados y pidiendo más!

Las abuelitas Paraguaneras tienen un Master en la elaboración de este dulce. Cada familia tiene su manera de prepararlo, pero sin ninguna duda no existe otro lugar donde sepa mejor que en Paraguaná.

 

13. Los caraqueños creen que en Paraguaná sólo hay playas y chivos.

“Caracas es Caracas lo demás es monte y culebra”… hasta que les decimos que en Paraguaná tenemos el centro de refinación de petróleo más grande del planeta, fuera de la zona libre de impuestos y los importantes comercios de línea blanca donde todo es bueno, bonito y barato… “¿Cuándo es que me vas a invitar pa’ tu casa won?”

 

14. Finalmente te das cuenta de que el “pa’ arriba” y “pa’ bajo” de los Caraqueños es completamente diferente al de los Paraguaneros.

Después de perderte algunas veces, claro. Para los Caraqueños tiene que ver con la elevación del terreno, mientras que para los Paraguaneros con la orientación del sol.

 

15. Te enamorás de Caracas, sus verdes paisajes y su cultura.

Y de toda su buena gente, que aunque te chalequeen mucho, te ayudan a pasarla muy bien y siempre te dejan con ganas de volver.