1.

Que asumas que Yucatán es toda la península… ¡Yucatán es Yucatán!

A photo posted by Visit Yucatan (@yucatanturismo) on

2.

Los tacos de suadero, de barbacoa y de lengua. ¡Nosotros tenemos tacos de cochinita, de asado y de castacan!

A photo posted by Yuca Taco (@yucatacocph) on

3.

Que nos llamen boxitos o cabezones… Te podemos contestar un par de cosas, pero somos demasiado mal hablados cuando nos molestamos y preferimos ser educados y buena gente. Si la persona que osa llamarnos así supiera lo que estamos pensando de ella en ese momento, su sonrisa desaparecería instantáneamente…

4.

Las chevas aguadas.

5.

El claxon. Si sales a tiempo puedes llegar a cualquier lugar de la ciudad en veinte minutos, así que bájale a tu estrés por aquí manejamos lento, muy lento.

A photo posted by @ducki120 on

6.

Que confundas a un yucateco con un campechano. Es como decirle español a un catalán…

7.

La comida sin habanero.

8.

No alcanzar cochinita los domingos…

A photo posted by @werobgx on

09.

Las galletas zaatz…

10.

El acento chilango. Que contrasta enormemente con nuestro acento bonito y nuestro tono suave y dulce.

11.

El calor. Básicamente gracias a él disfrutamos de nuestras playas hermosas y de nuestra buena costumbre de estar siempre bebiendo chevas, pero… no te engañes si crees que no odiamos el calor.

12.

Pero eso sí, odiamos el frío mucho más que el calor… ¡Cosas de yucatecos!

13.

Que se acabe la temporada…

14.

A los mosquitos y los chaquistes, ¡ay!

15.

¡No por que seamos yucas nos sabemos varias bombas!