1. Está rodeado de montañas.

Iztaccíhuatl. Crédito: Walking Mexico

Por alguna extraña razón, se habla muy poco de las montañas en México. Pero el país está básicamente delineado por cordilleras. La Sierra Madre Occidental, de más de 1,250 km. de longitud, se extiende desde Sonora hasta Nayarit y es considerada como la continuación de las montañas Rocosas de los Estados Unidos y Canadá. La Sierra Madre Oriental, con 1,300 km, llega desde Texas de hasta Oaxaca. La Sierra Madre del Sur va de Jalisco hasta el Istmo de Tehuantepec en el estado de Oaxaca y tiene una longitud de 1,200 km. Finalmente, La Sierra Madre de Chiapas y La Sierra de Baja California dibujan montañas a través de sus respectivos estados.

2. La mayoría de sus playas son vírgenes.

Estado de Oaxaca. Crédito: Walking Mexico

México cuenta con más de 11 mil kilómetros de litoral, en el Pacífico y Atlántico y es uno de los pocos países del mundo que tiene más costa que frontera. Esto quiere decir que, más allá de Acapulco, Cancún, y Los Cabos, hay 450 playas en las que uno puede explorar. Las playas difieren enormemente en su entorno, clima, oleaje y fauna marina lo que las hace una atracción para distintas actividades.

3. Es una tierra llena de volcanes.

Nevado de Toluca. Crédito: Walking Mexico

El Eje Volcánico Transversal, que cubre 900 km del territorio de Nayarit hasta Veracruz, tiene al menos 22 volcanes de altura media de 2,500 metros sobre el nivel del mar. Además, existen más de 10 volcanes en la Península de Baja California solamente. Estos están relacionados con la cuenca extensional del área de California. Al menos 10 de estos volcanes están activos.

4. Tiene 10 veces más islas que Hawaii.

Bahía de Kino. Crédito: Walking Mexico

Según la CONABIO, al día de hoy, se han registrado 1.365 de estos cuerpos insulares repartidos en toda la costa, con una superficie de 5,127 Km2, equivalente al 0.3 por ciento del total del territorio nacional.

5. México no es solo un desierto.

Tetakawi. Crédito: Walking Mexico

En la mayoría de las películas americanas, México figura como un país desértico, lleno de pueblos fantasmas. Sin embargo, menos del 40 por ciento del territorio del país es árido o semiárido. El desierto en México se caracteriza por sus distintos tipos de especies xerófilas y cactáceas y varía mucho en flora y fauna a lo largo del país.

6. Es de los países más biodiversos del mundo.

Sierra Gorda. Crédito: Walking Mexico

Gracias al diverso relieve y al hecho de encontrarse dentro de los trópicos, México tiene una gran diversidad de ecosistemas. Estos van desde las cimas de las altas montañas con bosques nublados, hasta lo más profundo de sus mares llenos de arrecifes de coral, pasando por desiertos y lagunas costeras. El territorio cuenta con alrededor de 50,000 kilómetros cuadrados de Selvas Húmedas. Esto equivale a la extensión completa de Costa Rica.

7. Debajo de tanta naturaleza increíble, ¡está lleno de ruinas!

Uxmal. Crédito: Walking Mexico

Por ser el centro de cientos de culturas mesoamericanas y civilizaciones como la maya y la azteca, México aloja una cantidad innumerable de ruinas. Al día de hoy hay 187 ruinas arqueológicas resguardadas por el Instituto de Antropología e Historia y aún no se terminan de excavar. Solamente en la península de Yucatán, se sospecha que existen más ruinas de las que hay presupuesto para desenterrar y sacar un nuevo sitio a la luz toma alrededor de 20 años.