Barcelona alberga algunos de los monumentos más conocidos mundialmente, como la Sagrada Familia, “la Pedrera”, el Parque Güell o el campo de fútbol del F.C. Barcelona. Sin embargo, si prestamos atención a los detalles, cuando recorremos la ciudad podremos descubrir curiosidades que incluso algunos barceloneses desconocen.

1.- El mercat dels Encants es único en su tipo, ¡ya que lleva 7 siglos rematando lotes completos al mejor postor!

Así es, este mercado de antigüedades y curiosidades de segunda no se parece a otros mercados europeos debido a estas “subastas públicas” realizadas los lunes, miércoles y viernes de 7:00 a 9:00 de la mañana. Además, su espectacular cubierta de 24 metros de altura repleta de espejos es muy fotogénica.

2.- Las Carassas son pioneras en indicar “barrios rojos”.

Mucho antes de que existieran las luces de neón en los (puti) clubs, en Barcelona se utilizaba un código especial para este tipo de lugares. Las Carassas o caretas, que siguen existiendo en las calles de Barcelona, indican la proximidad del burdel.

3.- Puedes comprar plantas medicinales en la misma tienda que proveía a Isabel II a mediados del 1800.

Así es: la Herboristeria del Rei lleva desde 1823 en actual emplazamiento. Fue fundada años antes, en 1818, lo que la hace una de las tiendas más antiguas de Barcelona (y de España), y en 1857 Isabel II nombró a su fundador como «Proveedor de la Real Casa».

4.- Pisar un auténtico Miró está permitido.

Quizás muchos no pierdan un segundo en preguntarse qué es lo que pisan al pasear por la Rambla los peatones… Y otros, preocupados por “conservar” el arte para futuras generaciones, quizás hasta se alarmarían. Lo cierto que es que desde el año 1976, la Rambla cuenta con un mosaico original de Miró, el Pla de l’Os.

5.- Las huellas de un bombardeo de la Guerra Civil española aún son visibles en la Plaza San Felipe Neri.

La próxima vez que pases por allí, busca los impactos de metralla situados en la parte baja de la fachada de la iglesia de San Felipe Neri. Te harán viajar en el tiempo a 1938.

6.- Podría escribirse toda una saga de libros estilo Código Da Vinci con los signos y tumbas medievales que se encuentran desperdigados por Barcelona…

7.- Uno de los centros de arte vanguardista está ni más ni menos que en un ex-convento.

Se trata del Centre de la Creativitat, ubicado en lo que era el convento de Santa Mónica. Los más jóvenes (nacidos después de 1988 cuando se inauguró como Centro de arte) quizás tengas dificultades para imaginarlo como el hogar de monjas que supo operar allí desde 1636…

8.- Hay rastros físicos de sistemas de medición antiguos que le darían dolores de cabeza a un diseñador actual…

En la capilla de Santa Lucía puedes observar una “cana” o vara de medir. La “cana” era una unidad de medida utilizada especialmente en la Corona de Aragón: se usaba para fabricar las varas de madera que se emplearían en las tiendas de telas. Una “cana” medía 12 palmos, lo que equivale a 2,3 metros del sistema métrico decimal que usamos en la actualidad.

9.- Hércules y el padre de Aníbal, Amílcar Barca, se disputan la fundación de Barcelona…

O por lo menos así lo cuentan las leyendas. Aunque el origen es incierto, lo que sí está constatado es que el nombre “Barcino” fue formalizado recién durante el control de Roma por Augusto (27 a. C.-14 d. C.). Barcino abarcaba entonces el territorio entre las murallas romanas en el centro de Barcelona, delimitación que perduró desde el siglo I a.C hasta los inicios de la Edad Media.

10.- Es probable que las piedras de una antigua sinagoga sean la base de un templo católico…

Cual exponente arquitectónico de la relación entre ambas religiones, la actual iglesia de Sant Jaume está situada en el mismo lugar en el que el siglo XIII se construyó una sinagoga. Aunque no queda nada del diseño de la sinagoga, se cree que muchas de las piedras utilizadas en la actual iglesia son las mismas que formaban el templo judío.

11.- La Cara de Barcelona fue diseñada ni más ni menos que por el genial artista pop estadounidense Roy Lichtenstein.

La realización, por su parte, es de Diego Delgado. Y los coloridos mosaicos situados en el mismo paseo de Colom, ¡son un homenaje a Antonio Gaudi!

12.- Las columnas de la Casa Batlló tienen forma de tibia humana.

Casa Batlló es una obra de la etapa naturalista de Antonio Gaudí, en la que el arquitecto se inspiraba en formas de la naturaleza para realizar sus creaciones. Te reto a que la visites y descubras otras áreas con formas óseas…

13.- Quizás sepas que el barrio gótico fue hogar de una gran comunidad de judíos en la ciudad, hasta el siglo XIV…

14.- Pero… ¿sabes qué es una Mezuzá?

Una característica de las casas judías era albergar un pergamino con dos versículos de la Torá escritos e introducido en una cajita, la cual se colocaba en el pórtico de entrada de la casa. Todavía hoy, muchos siglos después, si abrimos bien los ojos, podremos encontrar mezuzás en el barrio gótico, como el de la Casa del Alquimista.

15.- Las mejores vistas de la ciudad se obtienen desde un búnker de guerra…

Se trata de los búnkers del Carmel, construidos en 1937 durante la Guerra Civil española. Ofrecen unas increíbles vistas 360º de Barcelona. No hay que pagar ningún tipo de entrada: es gratis y se accede a pie. Está abierto todos los días del año a todas las horas.