Cuando viajo, me gusta hacer un poco de todo: Lo que marcan las guías de turismo y también cosas un poco más originales. Para ello, cuento con la ayuda de los amigos que viven en el lugar, si es que tengo la suerte de tenerlos, o con los consejos de otros viajeros, con quienes me conecto a través de las redes sociales (¡especialmente travelstoke!). Aquí les dejo mi lista de cosas favoritas para hacer en Madrid (bueno, algunas no son favoritas, pero a mí me gusta hacerlas igual porque son parte del folclor local).

Crédito: lars77722

 

1.

Pasear por La Latina, uno de los barrios más divertidos y joviales de Madrid. Está repleto de lugares para ir de tapas y hay placitas por todas partes para descansar y emocionarse con los gloriosos cielos de Castilla.

Crédito: Lau B, vía TravelStoke

 

2.

Si de tapas se trata, no se deben perder los caracoles a la madrileña. ¡Nunca me resultó tan rico comer moluscos! (Los Caracoles, La Latina).

Crédito: Lau B, vía TravelStoke

 

3.

O los deliciosos boquerones en vinagre (La Paloma).

Crédito: Lau B, vía TravelStoke

 

4.

Ni los callos a la madrileña.

Crédito: jlastras

 

5.

Deben probar el cocido madrileño. Recomiendo el de Malacatín, justo enfrente de la Plaza del Cascorro, en La Latina.

Crédito: Lau B, vía TravelStoke

 

6.

Disfrutar de las vistas desde el Jardín de las Vistillas. Me ha encantado este parque, que es también una sede importante de las fiestas populares del día de San Isidro, patrono de Madrid (en mayo).

Crédito: Lau B, vía TravelStoke

 

7.

Pasear por Lavapiés, el barrio más multicultural de Madrid. Sus calles y edificios son el escenario que todos tenemos en mente cuando pensamos en la zarzuela y se estima que allí convive gente de 88 nacionalidades. Es perfecto para probar comidas de todo Oriente (o comprar los ingredientes para preparar esos platillos en casa). Les recomiendo disfrutar de su street art, de sus plazas y comer en el Mercado de San Fernando o en el restaurante árabe Al Yaouhara (Calle Mesón de Paredes 67).

Crédito: Lau B, vía TravelStoke

 

8.

Ir al Museo del Prado. Y no una vez, sino las veces que puedan, aprovechando los horarios gratuitos: Lunes a sábados de 6 a 8; y los domingos de 5 a 7. En la foto, mi obra favorita: “El jardín de las delicias”, de El Bosco.

Crédito: Lau B, vía TravelStoke

 

9.

Ir al Museo Reina Sofía y ver de cerca el mural “Guernica”, de Picasso, y “El hombre invisible”, de Dalí. La entrada es gratuita los domingos, a partir de las 2. Les sugiero estudiar las opciones que ofrecen para este tipo de actividades el Madrid Pass y el Madrid Paseo del Arte.

Crédito: Lau B, vía TravelStoke

 

10.

Para los fans de la movida madrileña, no dejen de ir a la Plaza Dos de mayo, donde comenzó todo, ni de visitar Pentagrama y Vía Láctea (en el barrio de Malasaña), o el Bar La Bobia (en La Latina).

Crédito: Lau B, vía TravelStoke

 

11.

Si van a Madrid durante la primavera, no se pierdan los almendros en flor del Parque Quinta de los Molinos.

Crédito: Lau B, vía TravelStoke

 

12.

Y por fin les llegará el momento de verla de cerca… “Ahí está, ahí está, ahí está viendo pasar el tiempo ¡la Puerta de Alcalá!”.

Crédito: hijadesastre

 

13.

Ir a El Landó, el mejor restaurante de comida clásica española de Madrid (Gabriel Miró 8, La Latina). Todo es riquísimo, de excelente calidad, como hecho en casa y preparado tradicionalmente. Además, van a sentirse como una más de las muchas celebridades que lo visitan cada año y cuyas fotos empapelan las paredes de la recepción. ¡No se pierdan el arroz con leche para el postre!

Crédito: Lau B, vía TravelStoke

 

14.

Recorrer Chueca de noche. Pueden participar de las numerosas actividades del festival Madrid Orgullo, que se llevará a cabo en este colorido barrio desde el 23 de junio hasta el 2 de julio.

Crédito: calvinsmith

 

15.

El Parque del Retiro es un clásico. Es el lugar ideal para pasar la tarde, dormir una siestita al sol o hacer un picnic. Si quieren obtener su diploma de turistas, no se olviden de alquilar un bote y pasear por el lago, como hice yo. Los atardeceres son siempre bellos.

Crédito: Lau B, vía TravelStoke

 

16.

Otro lugar hermoso para ver caer el sol sobre Madrid es el Templo de Debod.

Crédito: harshilshah

 

17.

La Plaza Mayor es uno de esos lugares que no es tan guay, pero a los que hay que ir, ¿no? Ideal para disfrutar de lo más tradicional de Madrid: comprar caramelos de violeta, tomar un chocolate con churros y ver alguno de los espectáculos en vivo. Hay muchos artistas callejeros también y no faltan las estatuas vivientes de Don Quijote y de Sancho Panza. A mis hijos y a mí nos encantaron los bollos y los turrones de Casa Mira.

Crédito: Lau B, vía TravelStoke

 

18.

Tomar chocolate con churros en San Ginés, en la Plaza Mayor. Riquísimo, observen por favor la textura de esta bebida, que más parece un plato de sopa milagrosa.

Crédito: Lau B, vía TravelStoke

 

19.

Visitar el famosísimo Mercado del Rastro, que se lleva a cabo los domingos y los días festivos. Recuerden que allí iba Joaquín Sabina cada domingo, en la década de los 80, a comprarle a su amor argentino carricoches de miga de pan y soldaditos de plata…

Crédito: Lau B

 

20.

Ir de paseo, a pie o en bici al Parque Madrid Río, una zona peatonal y de recreo sobre la ribera del Río Manzanares. No se olviden de llevar picnic.

Crédito: niwasan

 

21.

Pasear de noche por el animado barrio de Malasaña.

Crédito: lars77722

 

22.

Caminar por la Gran Vía, “la Broadway española”, la calle que nunca duerme… Y deleitarse con su elegante arquitectura, sus negocios de marcas internacionales y sus teatros.

Crédito: felipe_gabaldon

 

23.

Pasear por la Casa de Campo, el parque más grande de Madrid. O bien verla desde el teleférico.

Crédito: sky_hlv

 

24.

Ir a la Puerta del Sol, el legendario “kilómetro cero” de las carreteras radiales españolas. De paso, visiten la Casa de Correos, donde se encuentra el famoso reloj de torre cuyas campanadas de la medianoche del 31 de diciembre marcan la tradicional toma de las doce uvas con la que los españoles reciben cada año nuevo.

Crédito: mtnorton

 

25.

Si lo tuyo es la realeza, puedes visitar el Palacio Real.

 

26.

Si tienes un par de días extra pueden ir a Toledo, ¡es bellísima! Te recomiendo probar los dulces típicos y tomar algún tour que relate las historias de los Caballeros templarios o de los alquimistas que habitaron la ciudadela. Hay tours gratuitos que salen de la plaza enfrente de la Catedral, e incluso hay algunos diseñados especialmente para niños (son gratuitos sí, pero no olvides dejar una excelente propina).

Crédito: kasio69

 

27.

También pueden ir a Segovia. Nos encantó visitar el Alcázar y disfrutamos mucho de comer el cochinillo típico del lugar y, de postre, el ponche segoviano (les recomiendo el restaurante El Mesón, ubicado en la plaza principal).

Crédito: Lau B

 

28.

Si quieren ver flamenco, les recomiendo el Corral de la Morería, “el tablao más famoso y antiguo del mundo”.

 

29.

Por último, les sugiero un paseíto relajado por el Parque del Capricho, el más romántico de la ciudad. ¡Ojalá que disfruten de Madrid como la disfruté yo!  

Crédito: antoniotajuelo