1. Que usemos palabras mayas cuando hablamos en español.

Pero ¿qué le vamos a hacer? Nuestra identidad es resultado de la mezcla de estas dos culturas, y esto se nota en nuestra comida, nuestra visión del mundo y, por supuesto, en nuestra forma de hablar… ¡Para nosotros es Chéen kuxtal!

A photo posted by Ana Gabriela (@anigmc) on


Crédito de la ilustración: facebook.com/wayrevista

2. Que comamos el chile habanero a mordidas…

Parece una competencia de quien resiste más picante o cual técnica es la mejor, pero la verdad es que lo hacemos porque el habanero nos encanta y somos unos adictos a su sabor. Eso sí, si no eres yucateco, ¡mejor no lo intentes!

A photo posted by Andy McAllister (@andymc616) on

 

3. Que tengamos nuestra propia bandera…

Si, Yucatán alguna vez fue un país independiente y aunque ahora estamos muy contentos con nuestra identidad mexicana, no por eso dejamos de amar nuestros símbolos y costumbres.

A photo posted by Jimena Torres (@jimotorres) on

 

4. Que pongamos miriñaque hasta en las puertas…

Es una costumbre muy yucateca super fácil de explicar: si no hiciéramos esto, los mosquitos no nos dejarían en paz. Aunque bueno, es cierto que se ve raro para quienes no están acostumbrados…

A photo posted by Flavita (@flavita05) on

 

5. Que tomemos la cerveza con hielo, sal, limón y Clamato…

La cerveza es perfecta por sí, y los yucatecos la adoramos. Pero como somos tropicales no nos parece nada extraño agregarle algunos ingredientes extra para dejarla aún mejor. ¡Cuando la pruebes nos entenderás!

 

6. Que andemos descalzos por la casa…

Los yucatecos usamos la menor cantidad de ropa, el calzado más ligero posible y cuando llegamos a casa lo primero que hacemos es descalzarnos… Una de las mejores cosas de nuestra eterna primavera es que los zapatos en casa son innecesarios.

A photo posted by Heber (@hebsiq) on

 

7. La visita…

Esta es una de las cosas que más extrañeza causa a nuestros visitantes. Los yucatecos hacemos la visita: si nuestra pareja (o la persona que deseamos que lo sea) aún vive con sus papás, entonces muy formalmente nos presentamos con ellos, convivimos y esperamos dejar la mejor impresión… Aunque en realidad nuestras relaciones son muy similares a las de todo el mundo, esta es una costumbre que no hemos abandonado. ¿Qué le vamos a hacer? ¡Nos encanta el romance!

A photo posted by Vive Yucatan (@yucatanhermoso) on

 

8. Que no haya camas en las casas de playa…

¿Para qué necesitas una cama? Es lo que te preguntaría cualquier yucateco durante la temporada de playa. ¡Nosotros usamos las hamacas! Son frescas, super cómodas y eso si, un poco adictivas…

A photo posted by Liz Boulay (@boulayliz) on

 

9. El teatro regional…

Sí, lo aceptamos, probablemente el único que entienda un buen chiste yucateco sea otro yucateco. Nuestro sentido del humor está lleno de palabras del maya (nuestra otra lengua) y de conceptos y situaciones que probablemente sólo nos hacen gracia a nosotros.

A photo posted by Kenny (@chayak_) on

 

10. Que sólo por comprar una cerveza yucateca te den botanas…

Nuestro amor por la cerveza es casi tan grande como nuestro amor por la comida, y en Yucatán ambas cosas están estrechamente relacionadas. Aquí es inconcebible que te sirvan una cerveza y no te den botana, y como la botana generalmente es comida yucateca… ¿lo ves? Nos encanta vivir bien.