Crédito: Alexandre Dulaunoy

Todos conocemos ese tipo de personas que parecen haber nacido para hacer exactamente lo que hacen. Sin importar si son músicos, actores o trabajan en Wall Street, su pasión por lo que hacen los lleva a enfrentar la vida con un entusiasmo que parece inquebrantable.

¿Cómo es que logran la vida de sus sueños y cómo podemos seguir sus pasos?

Aunque parezca que ciertas personas fueron destinadas para ciertas cosas como escribir, jugar golf o ser astrólogos, la verdad es que esto no pasa porque hayan nacido con esos intereses. Según Cal Newport, científico y autor de cuatro libros sobre el tema, “no hay pasión especial esperando para que la descubras. La pasión es algo que se cultiva”.

 

La pasión se cultiva

Aquí esta una ecuación que he creado teniendo esto en cuenta:

(Curiosidad + Compromiso) x Tiempo = Tu pasión

Desde pequeños empezamos a ser curiosos, pero a medida que crecemos estamos predispuestos a focalizarnos en una cosa en particular que nos llame la atención. Y allí es precisamente cuando la mayoría de nosotros nos estancamos, ya que nos da miedo tomar una ‘mala’ decisión, es decir; escoger equivocadamente. Recuerda lo que dice Newport, “no hay pasión especial esperando para que la descubras”. En otras palabras, no existen elecciones ‘incorrectas’ ni elecciones ‘correctas’. Lo que debemos hacer es elegir un interés y empezar a trabajar en él.

Una vez elegimos algo, adquirimos conocimiento sobre ello porque empezamos a investigar más sobre el tema, lo que nos impulsa a ser más curiosos. Empezamos a leer libros, ver videos, leer historias y muchos de nosotros escogemos una carrera universitaria en relación a nuestro interés y es cuando empezamos a explorar lo que queremos aún más en detalle.

 

Dime con quien andas y te diré quién eres…

Además de adquirir conocimiento de la forma tradicional, también necesitamos conocer otras personas que como nosotros comparten nuestros intereses. Esto nos ayuda a dos cosas:

  1. A agrupar información detallada de personas más fácilmente que por las vías tradicionales.
  2. Reforzar nuestro compromiso gracias al compromiso social que otros poseen sobre el mismo tema.

Si te pones a pensar, existe una razón lógica por la que los padres no quieren que sus hijos se junten con  ‘los chicos malos’, simple: nos convertimos en el tipo de personas con las que más compartimos. Anthony Robbins, coach de vida dice que ‘la vida de las personas es a menudo una reflexión directa de las expectativas del grupo al que pertenecen’. Lo que quiere decir Robbins es que nosotros determinamos las barreras de nuestras vidas basándonos en la forma en que lo hacen aquellos que están a nuestro alrededor.

 

Compromiso, compromiso, compromiso

Pero toda esta curiosidad y contexto social no tendría sentido sin un constante compromiso. Allí es donde la ecuación de la pasión cobra total sentido. Estar en constante contacto con nuestro interés es lo que lo hace aún más interesante y simple. Y cuanto más interesante, más se convierte en una pasión.

Todo en lo que pones atención o no, tiene un efecto gigante en la forma en que vemos el mundo y nos sentimos sobre él”. Kare Anderson

Cultivar nuestra pasión requiere una interacción prolongada de meses y años. Durante ese periodo, la pasión se convierte más y más en parte de nuestra mente. Por ejemplo, si somos diseñadores, empezamos a ver las interconexiones entre nuestro arte y el mensaje que estamos tratando de mostrar.

El compromiso constante mueve nuestra curiosidad y el compromiso social también. Es por ello que debemos ser curiosos constantemente en relación con la pasión que hemos escogido y las cosas que la rodean, así como conocer gente nueva con la que podamos compartir conocimiento, inspirarnos y ayudarnos mutuamente.

Lo que la ecuación de la pasión nos dice es que hemos estado estancados pensando en seguir nuestra pasión, cuando pasión no es otra cosa más que curiosidad y compromiso a lo largo del tiempo. La verdad es que nosotros somos los líderes y la pasión es nuestro seguidor.

Ahora, ¡ve y “descubre” tu pasión! 


Este artículo es una traducción/adaptación hecha por Adriana Cárdenas de ‘A simple equation that can help you discover your passion, texto originalmente escrito por Ryan Chatterton – Brazen Life para Idealist Careers. Es un contenido Copyleft publicado en el blog de Idealistas el 21 de enero de 2015.