Este pequeño reno blanco bien podría competir con los camaleones por su habilidad de camuflarse. Mientras realizaba una caminata con sus amigos por las montañas del norte de Noruega, el fotógrafo de 24 años, Mads Nordsveen, encontró a este curioso reno en la nieve —aunque bien hubiera podido pasar de largo. “Se confundía increíblemente bien con la nieve”, mencionó Nordsveen en una entrevista con Insider. El color de la piel de este animalito se deba a una extraña condición genética —distinta al albinismo— que afecta la pigmentación de la piel.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Mads Nordsveen (@mads) on

El pequeño reno parecía no estar molesto con la compañía. De acuerdo con Nordsveen, incluso posó para la cámara. “Fue un momento muy especial”, dijo. “Nos miramos directamente a los ojos… parecía un poco asustado al principio, pero nos sentamos en completo silencio y tranquilidad, y eventualmente comenzó a acercarse”.

Estos momentos mágicos, reconoció el fotógrafo, difícilmente pueden planearse y deben fomentarse de manera orgánica. “Antes de viajar, investigo mucho para encontrar las mejores vistas y lugares”, mencionó. “Sin embargo, es imposible planear momentos llenos de magia como las fotos que le tomé a este reno”.

Nordsveen administra Discoverer, una de las cuentas de viajes más grandes de Instagram —tiene más de un millón de seguidores. El reno blanco será una gran adición a su impresionante portafolio.

H/T: Insider