De Almería quizá conozcas que presume de tener un clima estupendo, de que aquí se tapea de maravilla y de que es uno de los lugares más cálidos de Europa, pero, y de su desierto, ¿qué sabes?

1. Es el único desierto de Europa


Puede que creas que esto no es cierto porque a lo mejor conoces otras áreas desérticas en el continente. Hay otras muchas zonas áridas en Europa, sí, pero declarado como desierto el único que hay en el continente europeo es el Paraje Natural Desierto de Tabernas.

2. Cuenta con varias figuras de protección


Entre ellas la de Zona de Especial Conservación (ZEC), Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y Paraje Natural. También forma parte de la Red Ecológica Europea Natura 2000. Toda esto significa que siempre has de tener en cuenta qué tipo de actividades se pueden realizar en este entorno o con qué restricciones cuenta según las leyes establecidas para este tipo de protecciones.

3. Se sitúa entre los términos municipales de Tabernas, Gádor, Santa Cruz de Marchena, Alboloduy y Gérgal

Ocupa una extensión de 280 kilómetros cuadrados, situado a 30 kilómetros al norte de la capital almeriense —entre las sierras de los Filabres y Alhamilla— y a una altura sobre el nivel del mar de entre los 260 y los 952 metros. Al ubicarse a tan sólo dos kilómetros de distancia del Paraje Natural de Sierra Alhamilla —que cuenta con las mismas figuras de protección— a veces se confunden ambos parajes, pero el de sierra Alhamilla cuenta con algunas diferencias y se localiza entre los municipios de Tabernas, Almería, Pechina, Rioja y Turrillas. Además, está a una altura comprendida entre los 500 y los 1.387 metros sobre el nivel del mar, por lo que la flora, la fauna y el terreno son distintos en varios aspectos.

4. Presenta un gran número de endemismos locales de flora y vegetación


Algunos ejemplos son el Euzomodendron bourgaeanum o arbustillo leñoso, heredado del periodo jurásico y catalogado en peligro de extinción; el Limonium tabernense, otra especie amenazada de la que se calcula que hay menos de 10.000 ejemplares en un área inferior a 15 kilómetros cuadrados; o la Helianthemum almeriense, conocida como la jarilla, mata turmera o tormera. Además, cuenta con algunas especies iberonorteafricanas y otras especies raras a nivel mundial.

5. Es un lugar de paso de aves migratorias y hogar de otros animales


Según la época, en el desierto se pueden ver aves propias del norte de África, ya que es un lugar de paso. Además, aquí predominan aves esteparias del sureste español como alcaravanes, camachuelos y carracas. Propios también de este paisaje desértico son los lagartos ocelados, la culebra escalera y la culebra bastarda, entre otros reptiles, sin olvidar también a mamíferos como el zorro, a las ginetas y a las comadrejas que conviven con otros tantos insectos y roedores.

6. Es el entorno natural de Europa con más horas de sol


Ha habido periodos incluso en los que se han superado las 3.000 horas de sol anuales. Aquí la temperatura media es de 17,9 grados centígrados, con registros en el periodo estival que han superado los 50 grados e incluso en invierno se han superado los 30 grados en algunas ocasiones. Por otro lado, hay registros en los que en periodos muy prolongados las temperaturas máximas y las mínimas absolutas se han mantenido entre los registros más altos de la península ibérica. Además, por su ubicación entre la sierra de los Filabres al norte y la sierra Alhamilla al sudeste, hace que esté aislado de las corrientes húmedas del mar Mediterráneo, lo que le da un carácter propio con poca pluviosidad, cuyas precipitaciones anuales apenas alcanzan los 243 mm.

7. El desierto de Tabernas antes fue mar


Hace 8 millones de años, en el periodo del Mioceno, la emersión de la cordillera Bética, cordillera a la que pertenece este desierto, tuvo grandes extensiones de suelo invadidas por el mar, por lo que muchos sedimentos quedaron asentados en este entorno durante ese periodo. El mar se extendía por todo el desierto hasta los pies de la sierra de los Filabres, en cuyos bordes podemos encontrar hoy día aún arrecifes de coral fosilizados. El Paraje Natural de Sierra Alhamilla emergió más tarde durante el Mioceno Superior, hace 7 millones de años, y en él también podemos encontrar en algunas zonas depositadas sedimentos y vestigios marinos.

8. Bad-lands, ramblas y cañones


La geomorfología que presenta el desierto de Tabernas es la de la depresión de Canjáyar-Tabernas-Sorbas, heredada de la edad del Neógeno, con increíbles paisajes erosivos de extraordinario valor morfogenético. Aquí puedes ver bad-lands, erosiones por pinping o tubificaciones, ramblas, cañones, meandros, etc. Todo ello producido tanto por las condiciones climáticas como por la naturaleza de los materiales y la litología del suelo.

9. Apenas un 15% de la superficie total es pública


La mayor parte de la superficie del Paraje Natural del Desierto de Tabernas es de propiedad privada y tan solo 1.688, 39 hectáreas —un 15% de la superficie total— son montes públicos. Además, cuenta también con un polvorín perteneciente al Ministerio de Defensa.

10. El western y el spaghetti-western tienen como escenario el desierto de Tabernas


Durante las décadas de los años 60 y 70 se rodaron aquí más de 300 películas de este género. En la actualidad, gracias a la conservación de los antiguos decorados cinematográficos, se ha creado toda una infraestructura turística en donde el espectáculo y las actividades lúdicas con la temática del lejano oeste tienen cabida para todo tipo de público. Además, cuenta con una zona de restauración y una reserva de animales.

11. Excursiones bajo el sol


A excepción de los poblados turísticos del western, al ser un lugar protegido el desierto no cuenta con equipamientos de uso público, por lo que las actividades de ocio que se pueden realizar aquí son básicamente el senderismo y la bicicleta. Aunque en la actualidad cada vez hay más actividades, como los paseos en 4X4 que ofrecen distintas empresas de ocio y turismo.

12. También es Paisaje Cultural Campo de Tabernas


Esta denominación le fue otorgada por el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico por los diferentes yacimientos y restos arqueológicos de diferentes épocas (desde prehistóricos hasta romanos y árabes) encontrados aquí. Distintas civilizaciones han pasado por el desierto dejando su huella a su paso. Un ejemplo es el poblado de Terrera Ventura, en las inmediaciones del municipio de Tabernas. Este poblado, que se encuentra en trámites para ser Bien de Interés Cultural, es un poblado prehistórico del periodo eneolítico que, según los historiadores, puede tener relación con el poblado de Los Millares. A día de hoy puedes conocer la cultura de la sociedad de este poblado, sus útiles y herramientas, y algunos restos arqueológicos, visitando el Centro de Interpretación Terrera Ventura y Desierto de Tabernas.