Imagen de portada: Hermanus Backpackers.

1.

Un amigo normal te pregunta cuándo volvés. No importa si te fuiste hace una semana o hace un año. Puede sonar egoísta, pero prefiere tenerte cerca, por más que eso signifique que vos termines tu viaje.
Un amigo viajero averigua cuál será tu próximo destino, porque sabe que la vida es sólo un viaje de ida, y que en la ruta está tu felicidad.

2.

Un amigo normal no entiende de dónde sacás la plata plata viajar. Por más que le expliques mil veces, seguirá pensando que te volviste millonario, que sos un vagabundo o que hay algo raro, porque no puede ser que viajes tanto.
Un amigo viajero sabe que viajar no es tan caro como todos creen, y que el presupuesto no es una limitación cuando hay voluntad.

3.

Un amigo normal necesita que estés a su lado.
Un amigo viajero sabe que la distancia no limita la amistad, sino que la fortalece.

4.

Cuando volvés a tu país, un amigo normal te pregunta qué tal estuvo el viaje, y te dice que de su parte todo sigue igual.
Un amigo viajero ya está al tanto de tus novedades, y comprende lo difícil que puede ser volver a casa después de un viaje largo.

5.

Un amigo normal te pregunta por qué en todas las fotos estás con la misma ropa, y hasta te dice que te va a mandar un par de camisas nuevas por correo.
Un amigo viajero aprendió a vivir con menos, y entiende que cada prenda en tu mochila es más peso para tu espalda.

6.

Un amigo normal te pide por favor que no vayas a los países menos favorecidos por la prensa, porque son peligrosos y temen por tu seguridad.
Un amigo viajero te incentivará a descubrirlos, porque sabe que el mundo no es tan malo como lo muestran en la televisión.

7.

Un amigo normal piensa durante meses la propuesta de viaje que le hacés, y se pregunta si el destino será lo suficientemente seguro e interesante (y si le alcanzará la plata).
Un amigo viajero está siempre listo para una nueva aventura. Basta que le digas un destino y una fecha para que agarre la mochila. El destino no importa, es sólo una excusa para salir a la ruta.

8.

Un amigo normal te pregunta qué vas a hacer cuando dejes de viajar. Se preocupa por tu futuro y teme que el hecho de viajar tanto perjudique tu carrera profesional.
Un amigo viajero sabe que estás recibiendo educación de la mejor universidad del mundo, y que lo que se aprende viajando no está en ningún libro.

9.

Un amigo normal espera que le muestres fotos tuyas delante de un atractivo turístico.
Un amigo viajero no quiere ver fotos; lo que más le atrapa es escuchar las historias que tuviste con la gente de los países que visitaste.

10.

Un amigo normal espera que traigas souvenires.
Un amigo viajero sabe que el mejor recuerdo de cada viaje son, justamente, las amistades y las experiencias cosechadas en el camino.