Crédito: denalinps

 

1.

Un amigo normal te da un abrazo o dos besos al verte.
Un amigo vasco te saluda levantando la cabeza y con un “¡Aupa!” o un “Ey, ¿qué pasa?”. Es que no nos gustan los dos besos y somos poco de toquetearnos.

 

2.

Con un amigo normal quedarás en un punto de encuentro o en el algún bar que os guste.
Con un amigo vasco no quedarás. Irás a la lonja y allí siempre encontrarás a alguien, ya sean las 12 del mediodía, las 7 de la tarde o las 2 de la mañana.

 

3.

Es probable que un amigo normal te haya hablado desde el primer momento como si te conociera de toda la vida.
Un amigo vasco será más cauto, serio y tímido, no se pondrá a contarte su vida desde el comienzo. Pero eso solo al principio…

 

4.

Cuando tengas un problema, un amigo normal te llevará a un sitio tranquilo a tomar un café.
Un amigo vasco te cogerá del brazo y te llevará de potes por el Casco Viejo hasta que se te olviden todos tus males.

 

5.

Cuando haga frío y llueva, un amigo normal te llamará para decirte que no está el tiempo como para salir, que se “raja” y que se queda en casa. Te habrás quedado sin plan.
Aunque llueva o nieve, un amigo vasco te esperará como siempre debajo de casa o en la lonja, y pasaréis toda la noche viendo a la gente pasar desde la terraza de distintos bares. Un amigo vasco no sentirá el frío.

 

6.

Un amigo normal te invitará a un vino o a una cerveza.
Un amigo vasco te invitará a un kalimotxo, un zurito, un txikito o un pote.

A photo posted by Nolan LeRoux (@nolan.leroux) on

 

7.

En una fiesta o discoteca, un amigo normal se pondrá a bailar en medio de la pista.
Un amigo vasco, en cambio, se aferrará a la barra del bar sin mover un músculo. Como mucho, deslizará un poco los pies para los lados haciendo como que baila.

 

8.

Cuando quedes con un amigo normal, irás a un par de bares a lo largo de la noche.
Y cuando ya os hayáis tomado unas copas, te llevará a la discoteca.
Cuando quedes con un amigo vasco cogeréis la calle en la que más bares haya del Casco Viejo, e iréis haciendo “el Rosario” tomando un zurito o kalimotxo en cada bar, como si de una competición se tratara. Luego, te llevará a la verbena de la plaza con la trikitixa y los dantzaris.

A photo posted by irenepomares (@irenepomares) on

 

9.

Un amigo normal te recogerá en coche.
Un amigo vasco te recogerá en bici (aunque granice).

 

10.

Un amigo normal preferirá bañarse en el mar Mediterráneo en pleno agosto.
Un amigo vasco se bañará en el Cantábrico cuando aparezca el primer rayo de sol en junio.

 

11.

Un amigo normal te invitará al cine o al fútbol…
Un amigo vasco te llevará a ver un partido de pelota en el frontón o a jugar una partida de mus.

A photo posted by @larraeh on

 

12.

Con amigos normales iréis en grupo a comer a un buen restaurante del centro.
Con tu cuadrilla de amigos vascos, irán de pintxos por El Casco o mejor aún: comeréis en una sociedad en la que cocinaréis entre todos y os pondréis hasta arriba de sidra o txakoli.

 

13.

Tu amigo normal quizás tocará la guitarra, el saxofón o el piano.
Tu amigo vasco tocará la trikitixa, el txistu o la txalaparta.

A video posted by @nearet on

 

14.

Cuando penséis en iros de vacaciones, un amigo normal se imaginará tumbado en la playa tomando mojitos.
Mientras que un amigo vasco… pensará en el monte, el camping, el trekking.

 

15.

Y cuando le digas de hacer un plan el domingo, un amigo normal te llevará a dar una vuelta por el parque o por la parte más bonita de la ciudad.
En domingo, un amigo vasco te llevará al Gorbea, al Aratz o al Amboto.

 

16.

A pesar de las buenas intenciones, es probable que un amigo normal te dure un tiempo…
Un amigo vasco, con sus cosas buenas y sus cosas malas, lo tendrás para toda la vida.