En el extenso panteón de los mexica hay dioses de todo tipo: los primordiales, los principales, los celestes, los acuáticos, los de la fertilidad… En fin, una gran variedad que atendía las plegarias de un pueblo acostumbrado a pedirle a los dioses, tal como hoy en día se veneran santos en cada pueblo.

Ya te hemos contado de algunos de los más representativos y hoy, en medio del tumulto de catástrofes naturales de las que el mundo es testigo, te queremos platicar que ésta no es una situación nueva, pues las malas condiciones climáticas también llegaron a ser motivo de profecías y de preocupación entre quienes nos precedieron.

En el México prehispánico, por ejemplo, se llegó a creer en deidades que eran las responsables de los fenómenos naturales que afectaban la vida cotidiana y que ponían sobre la mesa la posibilidad de un posible apocalipsis. Aquí te presento a algunos de los dioses mexica más temidos por su inclemente temperamento.

Tepeyolotl

Es el corazón del monte, una advocación de Tezcatlipoca que se representa como un gigantesco jaguar que, de vez en cuando, decide afilar sus garras arañando la tierra. Es el responsable de los temblores y terremotos que nos sacuden hasta el corazón.

Itztlacoliuhqui

Es el cuchillo curvo de obsidiana, representado como un dios vendado de los ojos sosteniendo una piedra y un garrote, pues simboliza la justicia. La obsidiana y las heladas que hacen padecer a la humanidad el peor de los abandonos de los dioses, como castigo por sus malas acciones.

Atlacoya

Es el agua triste, responsable de las sequías y de las aguas contaminadas, que a su vez es la madre de otros dioses responsables de otros desastres: Nextepehua, diosa de las cenizas, la derrota y la tragedia; los Xiuhtototl, dioses de los incendios; y de Necoc Yaotl, dios de la discordia, el conflicto y la anarquía.

Atlacamani

Es la tempestad, diosa de las tormentas marinas y los huracanes. Los aguaceros que provoca solo dejan destrucción a su paso. También recibe el nombre de Matlalcueitl y ambas son una advocación de Chalchiuhtlicue, la compañera de Tláloc que reina las aguas.

Photo: Dario Lo Presti | Shutterstock

Si aún crees que los antiguos dioses mexica que vigilaban la ciudad de México hace ya más de 500 años siguen presentes y no han recibido los honores correspondientes, ahora sabes a quién ofrendarle algunas flores o tus plegarias…