1. La Casa de los Tacos

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Kristin Eberts (@lovelyrita04) on

A menos de una cuadra del centro de Coyoacán se encuentra este restaurancito que no parecería muy diferente a las fondas y taquerías de los alrededores. Sin embargo, La Casa de los Tacos tiene una asombrosa variedad de especialidades prehispánicas y sus platillos con bichos destacan entre las opciones de la carta. Los bichos que aquí se sirven van de los tradicionales chapulines y gusanos de maguey hasta opciones más exóticas como los escamoles, los cocopaches, las hormigas chicatanas —pruébalas en salsa— y hasta tacos de alacrán. Aunque muchos de estos platillos son de temporada, seguro que habrá uno o dos que puedas degustar sin importar la época del año.

Dónde: Carrillo Puerto 16, Coyoacán

2. La Cocina de San Juan

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Sandra De Silva De La Torre (@sandradesilva) on

¿Estás harto de que te recomienden puros chapulines? Si quieres dar el siguiente paso en tu carrera como catador de bichos, La Cocina de San Juan te está esperando. Claro que encontrarás opciones tradicionales como la siempre bienvenida cazuelita con escamoles y el clásico taco de chapulines con guacamole, pero este restaurante le hace honor al exotismo del Mercado de San Juan y se vuela la barda con platillos preparados con tarántulas, escorpiones, arañas del maíz y shawis, una chinche utilizada en la cocina otomí y que sigue estando presente en la gastronomía de algunas comunidades queretanas. Este es el lugar perfecto para llevar a esos amigos extranjeros que andan en búsqueda de experiencias extremas en México y aunque los platillos más exóticos son un poco caros, ¿dónde más te van a poner una tarántula en el plato?

Dónde: Ernesto Pugibet 21, Centro Histórico

 

3. Pixza

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Arturo Vazquez (@arturovazquez) on

En este lugar la pizza ha tomado un vuelco hacia lo mexicano con bases de maíz azul y especialidades que recuerdan más a un puesto de antojitos muy original que a otras pizzerías. Aquí encontrarás pizzas de flor de jamaica, huitlacoche con flor de calabaza, cochinita, chicharrón y papas con chorizo, pero su especialidad más fotografiada es seguramente la pizza de chapulines. Además del concepto y los sabores tan originales, Pixza ha ganado renombre en México por su compromiso social. Esta pizzería cuenta con programas de empoderamiento social que ayudan a personas en situaciones vulnerables a integrarse al mercado laboral e incluso donan rebanadas de pizza a personas con carencia alimentaria.

Dónde: Liverpool 162, Juárez

4. Restaurante Bar Chon

 

View this post on Instagram

 

A post shared by * Anna Wanderluster * (@thisgirltravels) on

Encarnación Reyes abrió originalmente esta fonda en 1924, y pronto se convirtió en uno de los lugares más tradicionales de la ciudad para probar platillos exóticos con toques prehispánicos. Actualmente el Restaurante Bar Chon sigue ofreciendo una variedad de bichos y otros platillos tanto exóticos como tradicionales. Este es una buena opción para probar los ahuautles, hueva de mosco que le hace competencia a los escamoles por el título de el caviar mexicano. Dicen por ahí que el restaurante perdió mucho con la muerte de Don Chon, pero sigue siendo una opción para los que andan en búsqueda de opciones poco tradicionales para llenar el buche en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Dónde: Regina 160, Centro Histórico

5. Corazón de Maguey / Los Danzantes

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Corazón de Maguey (@corazondemaguey) on

Estos dos restaurantes clásicos del centro de Coyoacán ofrecen un menú muy original durante su ya tradicional Temporada de Bichos. Desde mayo y hasta principios de junio de cada año, ambos lugares suman a su oferta platillos especiales hechos con chinicuiles, chicatanas, gusanos de maguey, chapulines y caracoles. Sin embargo, la fuerte influencia de la gastronomía oaxaqueña en los dos restaurantes hace que se puedan encontrar platillos con bichos durante el resto del año. Grupo Los Danzantes —del que ambos restaurantes son parte— está comprometido con rescatar la riqueza cultural de México y ha hecho esfuerzos importantes en el empoderamiento de productores locales.

Otra opción para los —más— sureños es Barra Alipús, otro restaurante de Grupo Los Danzantes que se encuentra en pleno Centro de Tlalpan. Tiene onda de cenaduría oaxaqueña y tiene opciones muy similares a sus contrapartes coyoacanenses.

Dónde: Parque Centenario, Coyoacán

6. El Sabor del Tiempo

 

View this post on Instagram

 

A post shared by @elsabordeltiempo on

Este restaurante especializado en cocina hidalguense es una muy buena opción para comer en la Nápoles y no terminar en uno de los restaurantes de cadena que abundan por ahí. Se enfoca en platillos poco conocidos con ingredientes originales de Hidalgo y zonas aledañas. Los bichos son parte importante de su menú y dependiendo de la temporada encontrarás opciones con chinicuiles, escamoles y gusanos de maguey. El Sabor del Tiempo es uno de esos lugares en los que se te va a olvidar que estás en medio de una ciudad rodeado de millones y millones de personas. Date una vuelta para desayunar y prueba la barbacoa… no tiene nada que ver con los bichos, pero no te vas a arrepentir.

Dónde: Altadena 8, Nápoles

7. Mercados y puestitos botaneros

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Julio Díaz Pérez (@juliancito_diaz_perez) on

Si nada más quieres una probadita y no comprometer toda una comida en favor de los bichos, una de las mejores opciones es comprar una medida de chapulines en los puestos que venden botanas alrededor de los mercados y las plazas de la ciudad. En muchos mercados vas a encontrar puestos de comida oaxaqueña donde seguro tendrán chapulines con chile y limón o con ajo y hasta podrás hacerte de un poco de sal de gusano para llevar tu fruta con chilito al nivel superior.

Dónde: En tu mercado de confianza.