La ciudad de Puebla ha forjado su reputación en su acervo arquitectónico, artístico y cultural de siglos, lo que la hace Patrimonio Mundial de la Humanidad. Pero quienes creen que todo es historia se van a sorprender con las propuestas contemporáneas y cosmopolitas de esta ciudad que apunta al futuro, siempre orgullosa de su pasado.

 

1. ANGELÓPOLIS

Andadores elevados, ciclopistas, encuentro con espacios verdes, kioscos de ventas, centro comercial, cines, cafés, jardín del arte y la rueda de la fortuna más grande de su tipo en el mundo. Más de ocho kilómetros de vías para pasear con total seguridad entre el Jardín del Arte, el Parque Lineal y el Parque del Río Atoyac.

 

2. MUSEO AMPARO

Crédito: Pedro Berruecos

Una de las más grandes expresiones museísticas de Puebla y del país entero, el Museo Amparo echa mano del talento arquitectónico para conjugar su cimiento en el edificio del Antiguo Hospital de San Juan de Letrán del S. XVI, con modernidad y funcionalidad absolutas. Alberga la mayor colección privada de arte prehispánico y es sede de exposiciones de arte prehispánico, virreinal, moderno y contemporáneo mexicanos.

 

3. PLANETARO PUEBLA

Crédito: Pedro Berruecos

En la zona de Los Fuertes, como parte de todo un complejo y rodeado por el Centro Expositor, el Planetario de Puebla es un espacio para el aprendizaje lúdico. También se exhiben sobre nuestra Tierra y el Cosmos de que formamos parte, en su domo IMAX.

 

4. CERDO PICANTE

Crédito: Cerdo Picante

No todo es mole y chiles en nogada, chalupas, cemitas o molotes en Puebla. Afortunadamente, lugares como Cerdo Picante, en el centro mismo de la ciudad, rompen el esquema, meten mano en su edificio virreinal y lo convierten en una modernísima propuesta gastronómica, arquitectónica y vivencial. Gastronomía con actitud.

 

5. LA PURIFICADORA

En la zona fundacional de la ciudad y sobre el casco de una antigua planta purificadora de agua del Siglo XIX, este hotel y su exquisito restaurante ofrecen un espacio contemporáneo que sabe convivir con el pasado, que lo desafía con respeto y excelente gusto, con el toque de uno de los grandes arquitectos mexicanos del S. XX, Ricardo Legorreta.

 

6. MANGIARE

Crédito: RESTAURANTE MANGIARE

Esa mezcla entre lo clásico y lo vanguardista; entre la pátina y el brillo contemporáneo, entre lo propio y lo cosmopolita, lo casero y lo que viene con firma de autor. En pocas palabras, esa conjunción de lo mexicano con lo italiano en un edificio exquisitamente restaurado del Centro histórico. Viaja por los sabores sin moverte de tu silla. Buon Appetito!

 

7. EL SUEÑO

Qué hermosa es la propuesta que hacen los que saben: Toman un edificio del siglo XVII en ruinas y le devuelven la vida, el colorido y el orgullo. El Sueño Hotel + Spa es un hotel Boutique cuyas habitaciones tienen el nombre y personalidad de reconocidas soñadoras: desde Marina, la Malinche, a Frida Kahlo, pasando por Sor Juana, Miroslava y Leonora Carrington. Y sus martinis….¡un sueño!

 

8. MANTARRAYA

Crédito: Pedro Berruecos

Qué delicia pasar la tarde en los miradores de Los Fuertes, también llamados La Mantarraya, por sus formas y materiales orgánicos que se integran al entorno y ofrecen una vista incomparable de las puestas de sol poblanas, así como de las proyecciones sobre agua en el Lago de la Concordia.

 

9. DESCANSERÍA

Crédito: LA DESCANSERÍA

Del Siglo XVIII al XXI. Esa es la propuesta arquitectónica y visual de esta antigua casa señorial convertida en práctico, acogedor, cómodo, accesible y muy calificado hotel para negocios o placer. Apasionados por el servicio, comprobarás la existencia de los ángeles de Puebla en su extraordinaria ubicación…

 

10. MERCADO DE SABORES

Crédito: Pedro Berruecos

El mercado reúne dos de las mejores cosas de Puebla: la exquisitez de los platillos típicos y la amabilidad de sus habitantes. Y aquí concluye este el reporte, me voy por una cemita al Mercado de Sabores. Buen provecho.