1. LA BIENVENIDA

Es muy probable que tengas la misma suerte que yo tuve y que al regresar de tu viaje ya tengas amigos y familia organizados para darte una bienvenida como un mexicano sabe hacerla. Este es el anuncio del comienzo de tus excesos que te llevarán a subir de peso…

2. LA FAMILIA

La familia mexicana tiene una tremenda necesidad por consentirte. Tus platos vendrán el doble de servidos, no te dejarán ayudar en los labores del hogar diciéndote: “estás de invitado, tu descansa”. Tanta comodidad y sedentarismo le darán paso a la temible lonja…

3. LOS AMIGOS

Así vengas a México por sólo unos pocos días o por varios meses, siempre hay un montón de amigos que quieren verte… Y es que aceptémoslo, los mexicanos somos extremadamente amigueros. Cuando te des cuenta tu agenda estará llena de compromisos, desayunos, salidas al cine, etc. Te mientes a ti mismo pensando que algún día tendrás tiempo para hacer ejercicio. ¡Ja! Qué ingenuo.

4. LA COMIDA (obviamente…)

Sabes que de las primeras cosas que quieres hacer llegando a México es comer todo lo que te has perdido en el tiempo que estuviste fuera – un taco no hace daño a nadie- te dices – ni un pozole, o unos chilaquiles, o unos tamales, o unas carnitas – te sigues diciendo irremediablemente hasta terminar desabrochando tu pantalón para poder caminar.

5. EL ALCOHOL

¡Dios Santo! Como extrañaste el buen tequila, el mezcal y el pulque; morías por un vasito de rompope, alcohol de anís o de membrillo; y ni hablar de una suculenta michelada o un clamato con todo y camarones. ¿A dónde crees que van a parar todas esas bebidas? ¡Así es, dale la bienvenida a la “panza chelera”!

6. EL FÚTBOL

Tu hermano te invita a unirte, aunque sea por el poco tiempo que estés en México, a su equipo de fútbol que se echan “cascaritas” cada domingo. ¡Perfecto! – piensas- un poco de ejercicio no me vendrá mal- pero olvidas que en México cualquier evento puede convertirse en una “súper peda”. Después del partido saldrán las “cheves”, la carne asada, los tacos de chorizo. ¿¡Por qué no puedo decir que no!?

7. LA DESPEDIDA

Disfrutaste de México en todos los sentidos, te vas de regreso al país donde vives, pero eso sí te vas lleno de amor, cariño, buenos deseos, pero sobre todo con más de diez kilos extras… ¿Pensabas que se había terminado todo? ¡Olvidabas la despedida!

Una súper fiesta llena de familia, amigos cercanos y muchos “colados”. Nadie perderá la oportunidad de recordarte que estarás lejos de los tacos y el tequila, te entrará el remordimiento y terminarás cediendo ante los manjares que este maravilloso país ofrece. 😀