Estepona, ciudad mediterránea al oeste de Málaga, quiere convertirse en un el gran pulmón verde de la Costa del Sol. Lo está haciendo en un tiempo récord: en apenas ocho años se han peatonalizado 100 calles, 16 kilómetros en total para sustituir los coches por espacio para peatones… y para plantas. El reino vegetal se ha hecho un hueco espacio para dar argumentos al nuevo título de Jardín de la Costa del Sol que ahora luce Estepona. Un paseo por la bonita localidad costera permite comprobar que hoy toda la ciudad es un inmenso vergel con playa.

El Ayuntamiento de Estepona ha repartido más de 10.000 macetas por el centro histórico de la ciudad. Pasear por las callejuelas es como viajar a un bonito pueblo andaluz, aunque la ciudad tenga más de 80.000 habitantes.

Buena parte de las flores repartidas por la localidad son geranios, con sus preciosas flores y su buen olor.

¡Hasta las paredes están pintadas con flores! Y este es solo uno del medio centenar de murales que ilustran numerosas fachadas del centro histórico.

Nada como salir de casa rodeado de vegetación

Hay calles donde las macetas se mezclan con grandes enredaderas y buganvillas para llenar de colorido las fachadas.

Y también hay pasajes donde los vecinos también han sumado sus propias plantas para crear pequeños túneles vegetales

Por supuesto, las plantas son perfectas para tu foto como influencer.

Las fuentes que refrescan el ambiente en verano también están rodeadas de vegetación

Y nada mejor como la sombra de un buen árbol o enredadera para la lectura…

Además, la senda litoral, que recorre buena parte de la costa de Estepona, también está llena de vegetación.

Tampoco faltan las flores en el puerto pesquero, como estas adelfas

Y no hay que perderse el maravilloso orquidiario de Estepona, con unas 5.000 plantas de un millar de especies diferentes. Solo su edificio ya impresiona.

En el interior del orquidiario, se encuentran especies tan curiosas como la amorphophalus titanium, que puede alcanzar los tres metros de alto y que florece en muy escasas ocasiones. También es conocida como la flor cadáver por el mal olor que emite.

Y, en el otro extremo, se encuentran especies como la bulbophillum monoliforme que mide muy pocos milímetros… basta la comparación con la moneda para entender lo diminuta que es esta orquídea

Hay especies de todos los colores, tamaños y olores. No todas florecen a la vez, pero en el orquidiario aseguran que siempre hay unas 200 plantas en flor.

Y también hay una preciosa cascada

Porque un buen jardín siempre ayuda al relax (y al medio ambiente).