En México somos muy dados a creer en amuletos. ¿Por qué los utilizamos? ¿Cuál es la razón que nos lleva a depositar la fe en objetos específicos? De acuerdo con el Dr. Stuart Vyse, experto en psicología de la superstición, la creencia en los amuletos responde a varios factores y uno de los principales es la influencia del contexto social. Estas creencias se dan en todas las culturas y están asociadas a la necesidad que tenemos de sentirnos seguros respecto a lo que no podemos controlar o nos angustia.

Tanto los amuletos como los rituales pueden reforzar la seguridad en nosotros mismos. De ahí el valor que les damos para vencer obstáculos, lograr metas o sentirnos protegidos. Independientemente de la creencia que practiques, lo más probable es que seas tú el que le da poder al amuleto y no al revés. Pero basta de choro, vamos a ver cuáles son los amuletos mexicanos en los que más confiamos. Digo, por si las moscas. 

 

Sábila 

¿Crees que esas sábilas en la entrada de la peluquería, la fondita y la tienda de abarrotes son producto de la casualidad? Pues estás muy equivocado. Esta planta no solo sirve para hacer licuados veganos, también es un poderoso repelente contra envidias, daños, salaciones y demás energías mal intencionadas. Por eso, muchos comerciantes las utilizan como amuleto para proteger su negocio de la competencia desleal.

 

Ojo de venado 

 

View this post on Instagram

 

A post shared by paomakeda (@makbeads) on


El ojo de venado sigue siendo uno de los amuletos más solicitados para repeler el mal de ojo, es decir, toda esa energía mal vibrosa de quienes te tienen envidia o malas intenciones. El ojo de venado es la semilla de una planta  tropical conocida como grano de terciopelo. El parecido de la semilla con un globo ocular ha hecho que se adopte como amuleto, pues las creencias populares asocian los ojos con elementos protectores. 

Para que el ojo de venado sea más afectivo, alguien más te lo debe obsequiar. Lo más común es que la semilla se confeccione a manera de pulsera, con ayuda de cuentas de vidrio o un cordel rojo; también es usual que tenga la estampa de un santo o una virgen sobre alguna de sus superficies. Dicen que este amuleto es particularmente eficaz contra las envidias de los compañeros de trabajo y mejora la autoconfianza. 

 

Pulsera roja de siete nudos

La pulsera roja de siete nudos también sirve en contra del mal de ojo y la magia negra. Dicen que se debe utilizar en la mano izquierda y que sus siete nudos representan cada una de nuestras dimensiones espirituales. El color rojo representa un repelente contra el peligro y una advertencia para los enemigos. Además se le atribuyen cualidades que mejoran la salud y el equilibrio energético. 

Como en el caso del ojo de venado, la pulsera roja debe ser obsequiada por alguien que nos desee el bien. Estos amuletos se han vuelto tan solicitados que puedes encontrarlos por igual en tiendas esotéricas o en mercados de artesanías.

 

Escapularios y rosarios

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Moe Jewelry (@moecatchesme) on

Estos dos amuletos están fuertemente ligados con la tradición católica. El rosario es un collar de cuentas con el que los católicos se ayudan para rezar, mientras que el escapulario es un collar que denota devoción a un santo o una virgen en particular. Aunque la iglesia católica descalifica su uso como talismanes, no es extraño ver rosarios colgando tanto del cuello de los devotos como del retrovisor de microbuses y autos. Los escapularios, aunque más discretos, también se utilizan como intermediarios para librar penurias y las continuas trampas del chamuco. 

 

Pata de conejo

¿Te acuerdas de ese tío que te asustaba por llevar una pata de conejo como llavero? Lo más probable es que tu tío no haya sido un mata conejos, aunque es posible que si fuese un jugador de baraja profesional. ¿Por qué lo digo? Porque una pata de conejo sigue siendo uno de los amuletos preferidos por los mexicanos para atraer la buena suerte, especialmente en los juegos de azar.

La creencia en la buena fortuna de la pata de conejo está presente en varias culturas alrededor del mundo. Hablando específicamente de México, los propios mexica creían que el conejo tenía poderes curativos y milagrosos.

 

Veladoras multipropósitos

 

View this post on Instagram

 

A post shared by María (@maria_llenaeres_de_gracia) on

Posiblemente las veladoras son uno de los objetos más socorridos por los mexicanos a la hora de buscar milagros, salud, amor, dinero y prácticamente todo lo que a uno le venga en gana. 

Basta darse una vuelta por el Mercado de Sonora en la Ciudad de México para encontrar veladoras de todos los tamaños, colores y propósitos. Leyendas como “Ven dinero”, “Págame pronto”, “Ven a mi” “Quita estorbo” y “Protección contra coronavirus” son algunos ejemplos de etiquetas en las veladoras mexicanas. Eso sí, quienes las venden dicen que su efectividad depende de la fe que uno le ponga al encenderlas.  

 

Semillas y borreguitos de la abundancia 

Año nuevo, vida nueva o al menos sin tantos apuros. Para asegurarnos de ello, existen los amuletos de la riqueza, como las figuras de borreguitos blancos que deben colocarse detrás de la puerta al iniciar el año o las típicas semillas de la abundancia —como las lentejas, el maíz, las habas y el frijol— que al guardarse en un pequeño morralito dentro de la alacena, evitan que falte comida en la mesa durante el año. 

 

Esencias y perfumes 

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Luis Cárdenas (@luiscardenasmx) on

Así como las culturas prehispánicas utilizaban el aroma del copal con fines rituales, el mexicano ha mantenido la capacidad de convertir múltiples aromas en talismanes. Prueba de ello, es la enorme variedad de esencias, perfumes y lociones que, como las veladoras, prometen cumplir las peticiones más insólitas. 

Un típico ejemplo son los muchos perfumes con feromonas que, de acuerdo con los marchantes del Mercado de Sonora, solo son efectivos si te los rocías de pies a cabeza rezando cinco padrenuestros y mencionando el nombre de la persona deseada. Claro que si el ser amado se resiste, puedes aplicar la fuerza bruta con la fragancia “Amansa guapos”. ¿Tomaste nota?

 

Amuletos personalizados

No todos tenemos los mismos problemas, así que usar un amuleto genérico no siempre es la mejor solución. En estos casos, los curanderos, chamanes y brujos mexicanos son expertos en el diseño de amuletos personalizados de acuerdo a las necesidades del cliente. En el ya mencionado Mercado de Sonora, existen decenas de consultorios en donde —previa consulta y valoración del curandero— puedes salir bien armado con tu amuleto para que las malas vibras te hagan lo que el viento a Juárez. 

 

Y tú ¿qué amuleto utilizas? ¡Coméntale sin pena!