Crédito imagen de portada: davidden

Hay algunas cosas peculiares o extrañas que hacemos los venezolanos para divertirnos…

1. Jugar al dominó con ganchos

El dominó es un juego que se practica en muchos países y hasta existen torneos profesionales de talla mundial, pero ninguno como el que se juega en Venezuela. Los participantes están obligados a ganar, ya que de lo contrario deberán colocar ganchos (pinzas de ropa) en sus orejas, caras y cuerpos conforme vayan perdiendo cada una de las manos, ¡al punto de parecer un “erizo”! Lo más extraño (y doloroso) es que deben permanecer con los ganchos puestos hasta que la velada termine.

A post shared by Maolitics (@maolitics) on

2. «Chiabe vive»

No estaba segura sobre colocarlo acá pues solo lo he visto una vez… Sin embargo, investigando por la web, me topé con que si es común en las reuniones de amigos en edad universitaria. El juego consiste en buscar un video cualquiera del actual presidente y apostar cuántas veces menciona a Chávez antes de reproducir 3 minutos del mismo. El ganador será quién más se aproxime a la cifra y su premio será poner una penitencia a cualquiera de los otros participantes.

3. Apostar con Azotes o Palmetas

En la secundaria, en la universidad e incluso muchas veces en mi trabajo, llegué a ver a mis compañeros apostando a los “azotes”. Independientemente de que se tratara de un juego de mesa o de una apuesta sobre un examen o sobre cualquier otra cosa, siempre el perdedor recibía la cantidad de azotes apostados por parte del ganador. Estos azotes o palmetas consisten en golpes dados con los dedos índice y medio en el antebrazo del perdedor, y aunque difícilmente te causen una lesión, ¡son realmente dolorosos!

Crédito: Maho Rossell

4. Jugar a la Chapita

Es una versión criolla del béisbol, en la que en lugar de bate cuentas con un palo de escoba y tapas de botella por pelotas. Las reglas son similares a las del béisbol, pero a diferencia del mismo haces “carreras” si ninguno atrapa la tapa que bateaste. Es bastante entretenido, pero por experiencia les digo: ¡tengan cuidado con sus ojos!

A post shared by Eduardo Urrieta (@edurrieta) on

5. Contrapunteo

El contrapunteo es más típico de la región de los llanos, y se trata de una de las modalidades del Joropo venezolano. Dos o más copleros se enfrentan, improvisando versos contra versos sobre un tema en específico al compás del Joropo, y gana el que tenga mejor rima e improvisación de acuerdo al criterio de la audiencia presente. Hay una leyenda venezolana hecha poema y canción, la de “Florentino y el diablo”, quienes han dado el mejor contrapunteo que alguna vez se haya escuchado en el llano.
En el siguiente vídeo, el contrapunteo comienza en el minuto 5:04…

6. “Jugar” al carnaval

En muchos países el carnaval se traduce en Garotas, grandes desfiles, máscaras y disfraces, pero en Venezuela significa… ¡“bombas de agua”! Es algo que recuerdo desde que tengo memoria… Durante los días de carnaval cientos de jóvenes y no tan jóvenes preparan un arsenal de bombas (globos pequeños) con agua, entre otras cosas, para batallar entre ellos o ¡mojar a cualquier desafortunado que pasé por allí en ese momento!

A post shared by (@mrchamboneitor) on

7. Chinazo y Chalequeo

Se trata de los acompañantes de la vida diaria de la mayoría de los venezolanos, sin importar dónde se encuentren. Un venezolano difícilmente deje pasar por alto un “chinazo” y armar un chalequeo con ello. Para quienes no conocen estos términos, un chinazo se refiere a cuando una persona dice alguna palabra o frase que se presta para el doble sentido, mientras que el chalequeo es la broma o burla que se le hace a un amigo o compañero.

8. Jugar al zorro y la gallina, con apuesta.

Este es un juego bastante común en algunos países de Latinoamérica, pero lo extraño acá no es el juego, sino que en algunas regiones del país lo juegan a cabalidad durante la hora de almuerzo de los trabajos. ¡He visto a muchos apostando “los jugos” y los más osados hasta apuestan partes de su vianda!

9. Las “Caimaneras”

¿No tienes una cancha o estadio cercano para practicar tu deporte favorito? ¡¿Qué importa?! A falta de grama, ¡asfalto! Esos juegos improvisados entre amigos a mitad de una la calle poco transitada o en los estacionamientos de algunos edificios han dejado sus marcas en nuestras rodillas… Y nuestra piel en el asfalto. De todas maneras nos divertimos en grande cada vez que nos reunimos a jugar alguna caimanera de béisbol o fútbol con los panas 😉

10. Cambiar la letra al cantar el cumpleaños

A post shared by FeltDecor (@feltdecorbcn) on


Esta es clásica: cambiar la letra de la canción para chalequear al cumpleañero es algo que se ha hecho desde hace años. Es muy divertido, sobre todo cuando se ponen creativos mencionando cosas o vivencias del agasajado.

11. El que come menos, paga

No sé qué tan vigente esté este juego actualmente dentro de Venezuela, pero en mis tiempos de estudiante era algo que podíamos hacer algunas veces por semana en las ventas de empanadas cercanas a la universidad. Solíamos pedir de 15 a 20 empanadas y aquel que comiera menos debía pagar toda la cuenta. Aunque mis apuestas con mis amigos solo eran con empanadas, otros se iban a los extremos… Por ejemplo, mira esta “rueda de camión” con la que mi esposo en su momento apostaba con sus amigos.

Crédito: Carlos Emmanuel Vivas Espejo

12. Ver telenovelas

Ver telenovela es prácticamente un deporte nacional. Si bien no es algo que practiquen todos los venezolanos (me incluyo, no veo telenovelas), la mayoría de las personas que conozco si lo hacen. Lo peor es que la trama es la misma en casi todas, sin mencionar los remake de las telenovelas viejas… ¡Y aún así las siguen viendo una y otra vez!

A post shared by @missnovelera on

13. Estar pendientes de un “culebrón”

No es que a los venezolanos nos gusta el chisme, pero…

Hola !!! Feliz noche #unsusurro#aloido#unbeso#massexy

A post shared by Uri Gedde (@urigedde) on


Cada vez que hay algún rollo o culebrón, siempre quedamos al pendiente a ver cómo se resolvió la disputa. Se siente como estar en una película de acción o de drama en vivo y directo.

¿Nos faltaron juegos o tradiciones extrañas que los venezolanos tenemos para divertirnos? ¡Deja tu comentario!