1. Gran Esfinge de Guiza. Egipto

¿De verdad eres capaz de asegurarnos que no tuviste ni durante una milésima de segundo la tentación de besar la Gran Esfinge?

 

2. Torre de Pisa. Pisa

Llegar a la Piazza dei Miracoli y de pronto encontrarte con todos los turistas en poses propias de un mimo. ¿Están actuando? No, ¡están haciéndose una foto aguantando la Torre de Pisa!

 

3. Salar de Uyuni. Bolivia

Son las 7 de la mañana y estás camino a una de las grandes maravillas del mundo: el Salar de Uyuni. Pero tú no estás informándote sobre el lugar que vas a visitar, no, tú estás ideando la mejor foto que se haya hecho jamás en este lugar.

 

4. Estatua de la Libertad. Nueva York

Ir a visitar la Estatua de la Libertad y hacerte una foto sin la típica corona, es como no haber estado en Nueva York. Aparte siempre puedes cargar con ella en la maleta y regalarla como souvenir. Ahora ya suena mejor la turistada, ¿no?

 

5. Muro de Berlín

¿Estás en la ciudad y quieres dar rienda suelta al amor? Acércate hasta el Muro de Berlín donde podrás ver el “beso fraternal” entre Leonidas Brezhnev y Erich Honecker, y copia la imagen para inmortalizarla para siempre.

 

6. Abbey Road. Londres

Seas o no fan de los Beatles, pasar por Abbey Road y no dar ese paso largo por la senda peatonal es casi un pecado. Así que no tientes al diablo y… ¡a por ella!

A photo posted by Daviid Alonso (@daviicin) on

 

7. Monumento a Washington

¿De verdad pensabas que aquí no ibas a encontrar a ningún turista haciéndose fotos? Acércate, pasa y compruébalo tú mismo.

 

8. Cristo Redentor. Brasil

Probablemente la primera imagen que le viene a la cabeza a cualquier persona que piense, no sólo en Río de Janeiro, sino en todo el país en general. Después de visitarlo, la imagen que recordarás será la tuya con los brazos abiertos, emulando al mismísimo Cristo Redentor.

 

9. La Torre Eiffel. París

Si ver la Torre Eiffel en París es tarea imprescindible, intentar tocar su antena ubicada a 324 metros es algo que debes hacer y, por supuesto, llevarte el recuerdo del momento a casa.

 

10. Teléfono rojo. Londres

Todo viajero que se precie entrará, mínimo una vez, en una de las típicas cabinas rojas de Londres. Y cómo no, pedirá una foto para el recuerdo, de ser posible emulando hablar por teléfono… aunque éste no funcione.

A photo posted by Asia (@asiuwziu) on