¿Crees que has encontrado a tu alma gemela? Aquí te dejamos este compilado de frases sobre almas gemelas que te ayudarán a encontrar las palabras justas para expresar ese gran amor. Aunque, como dijo Julio Cortázar, “las palabras nunca alcanzan cuando lo que hay que decir desborda el alma”.

 

El amor entre almas traspasa la muerte:

Lo que había entre ellos no era amor, era inmortalidad (Milan Kundera, en su libro “La inmortalidad”).

Quizás esta vida se termine dando cuenta que es ella solo un momento de esta historia. Porque este amor no tiene tiempo ni fronteras, porque este amor va más allá de mi existencia. Te voy a amar y me amarás, te amo sin principio ni final y es nuestro gran amor, mi ángel de la eternidad (Abel Pintos, en su canción “Sin principio ni final”).

He cruzado océanos de tiempo para encontrarte (de la película “Drácula”, de Francis Ford Coppola).

…Porque el recuerdo de tu dulce amor me llena de riquezas, y en esos momentos no cambiaría mi destino por el de un rey (parte del Soneto 29, de William Shakespeare).

alma gemela
Photo: David Ryo | Shutterstock

 

Cuando este amor llega a nuestras vidas nos damos cuenta de que, antes de que apareciera afuera, ya lo habíamos reconocido adentro nuestro:

Yo ya era así antes de que tú llegaras, caminaba por las mismas calles y comía las mismas cosas. Incluso antes de que llegaras yo ya vivía enamorado de ti y a veces, no pocas, te extrañaba como si supiera que me hacías falta (Julio Cortázar).

Desde nuestro primer encuentro, nuestros espíritus comenzaron a tocarse. Mi corazón te reconoció antes de que mis ojos entendieran quién eras (Unk).

Los amantes no se encuentran finalmente en algún lugar; están dentro el uno del otro todo el tiempo (Rumi)

 

La conexión profunda entre dos almas hace que se derrumbe todo lo que ya no es verdadero para el corazón:

Perdí mi camino cuando iba camino a ti, y en ti he encontrado el camino de vuelta a mí (Atticus).

No se mide la grandeza de un amor en términos de tiempo, sino en la transformación que produce. A veces las conexiones más largas nos hacen crecer muy poco, mientras que un encuentro muy breve lo cambia todo. El corazón no mira el reloj. Para el corazón no existe el tiempo; no le importa por cuánto tiempo conoces a alguien ni que hayas cumplido 40 años de casado. Lo que al corazón le importa es la resonancia. La resonancia que lo abre y que lo reanima, la resonancia que lo hace volver a casa. Cuando el corazón se encuentra con todo eso, comienza su transformación… (Jeff Brown).

Photo: Cristina Conti | Shutterstock

 

Se crea una tercera presencia, una fuerza que mueve e imanta a los protagonistas, no importa cuán lejos estén:

Aunque nunca volvimos a hablarnos, seguimos indisolublemente unidos; tanto como pueden estarlo dos personas. No encuentro las palabras para expresar esto adecuadamente. Él lo expresó mejor cuando dijo que ya no éramos dos seres distintos, y que nos habíamos convertido en una tercera persona, formada por los dos. Ninguno de los dos existía en forma independiente de ese ser. Y ese ser andaba a la deriva (del libro “Los puentes de Madison”, de Robert James Waller).

El amor se compone de una sola alma que habita en dos cuerpos (Aristóteles).

Tú tienes una mitad de nuestros dones. Yo tengo la otra. Juntos lo tenemos todo. Juntos somos mucho más poderosos (Joss Stirling)

Como cuerpos, todos somos solteros; como almas, nadie lo es (Hermann Hesse).

 

El amor es libre. O no es amor, es otra cosa:

Tú y Yo:
Yo soy yo. Tú eres tú.
Yo no estoy en este mundo para cumplir tus expectativas.
Tú no estás en este mundo para cumplir las mías.
Tú eres tú.
Yo soy yo.
Si en algún momento o en algún punto nos encontramos,
será maravilloso.
Si no, no puede remediarse.
Falto de amor a mí mismo,
cuando en el intento de complacerte me traiciono.
Falto de amor a ti,
cuando intento que seas como yo quiero
en vez de aceptarte como realmente eres.
Tú eres tú y yo soy yo.
(Fritz Perls)

Photo: nuvolanevicata | Shutterstock

 

El amor nos hace desear ser mejores personas (o tampoco es amor):

No hay ser humano, por cobarde que sea, que no pueda convertirse en héroe por amor (Platón).

Ama y haz lo que quieras. Si callas, callarás con amor; si gritas, gritarás con amor; si corriges, corregirás con amor, si perdonas, perdonarás con amor (Tácito).

Lo amo por el hombre que quiere ser. Y lo amo por el hombre que casi es (de la película “Jerry Maguire”).

Ser profundamente amado por alguien te da fuerza, y amar profundamente a alguien te da valentía (anónimo).

La cobardía es asunto de los hombres, no de los amantes (Silvio Rodríguez)

Cuando vi tu sonrisa lo supe. Esa era la sonrisa que quería ver siempre al despertar durante el resto de mi vida (Mario Benedetti)

Photo: Malinka333 | Shutterstock

 

La plenitud es vivir un amor del alma que tenga los pies bien plantados sobre la tierra:

Sabes que estás enamorado cuando no quieres acostarte porque la realidad es por fin mejor que tus sueños (Dr. Seuss).

Creo que ella es mejor que la chica de mis sueños. Ella es real (de la película “500 primeras citas”).

Amar no es mirarse el uno al otro; es mirar juntos en la misma dirección (Antoine de Saint-Exupéry).

Photo: Mrs. Opossum | Shutterstock

 

El amor de almas gemelas une, a través de dos cuerpos humanos, el poder del cielo y el poder de la tierra:

Encontrarte fue intuición de Dios, todo nace en ti como nací yo. Pertenece a la canción “Cuando llegue el alba”, de Jorge Cafrune, que es una de mis favoritas, y por eso te dejo el enlace para que también la puedas disfrutar.

Este artículo es un pequeño compilado con sólo algunas frases sobre almas gemelas, existen muchas más… El amor y las historias de amor siempre nos inspiran, así que, dinos: ¿conoces más frases sobre almas gemelas? Por favor, ¡cuéntanos en los comentarios!