1.Voy a ver a mi chichí.

Todos los yucatecos tenemos abuela y aquí a la abuela se respeta y se la va a visitar todos los domingos…si no quieres que te toque chancleta.

2. Tienes el pelo kixpol.

Cuando tu pelo está rebelde, como pelo de escobeta.

A photo posted by Flor Ayil (@flor_ayil) on

3. Hazme loch.

La traducción más exacta sería “abrázame”. Si logras que una chica o un chico de Yucatán te haga loch, ¡te has ganado el cielo!

A photo posted by Josue Gorocica (@gorocike) on

4. Hacer chuc.

Remojar las galletas y el pan en la leche o el café. Esto generalmente es más rico cuando lo remojas en el café de alguien más , como el de tu abuelo o el de tu papá.

A photo posted by adrilopita (@adrilopita) on

5. Pásame ese negociante.

El negociante es esa cosa que no sabes cómo llamar. Pásame ese negociante puede ser, a la hora de la comida, pásame las tortillas, por ejemplo.

A photo posted by @melpitluk on

6. Deja de molestar o te doy un huascop.

El tranquiliza niños más antiguo del mundo…un coscorrón o un zape pá poner quieto al inquieto.

7. Sírveme esa torta bien nohoch.

Nohoch es gordo y se ocupa cuando quieres una torta o un taco bien cargado o cuando de tanta carga tu barriga te delata.

8. Lo busco, lo busco y no lo busco.

Nosotros no decimos no lo encuentro, más bien un simple no lo busco resuelve la incógnita.

Donde está Simona!? La delatan las migas de galletita! 😍❤️😍 #mybaby #love #livesimply #escondidas

Una foto publicada por Julia Cabrera Photography (@juliacabreraph) el

9. Estas poch, bebé.

Cuando tus amigos o familia te ven sin ganas de soltar a ese bebé de tu primo entras automáticamente en el modo poch bebé , pues todos aseguran que ya quieres el tuyo.

A photo posted by David Clark (@davidavidavid) on

10. Invítame el xix.

Todo mundo siempre querrá el xix, el restito de tu hamburguesa o de tu cerveza.

11. Estoy gustando la tele.

Los yucatecos vemos la tele antes de la hora de la siesta , después de comer o cuando la chichi ya va a ver su novela. ¡Cuidado con ese momento sagrado!

A photo posted by Misha Kay (@o_o_misha_o_o) on

12. El tuch de la semana.

Los yucatecos no tenemos ombligo, tenemos tuch. Y nuestros miércoles usualmente gozan de ser nuestra mitad de la semana.

A photo posted by @dfmolinet on

13. Chop calle.

Chop es cerrado, por lo tanto una calle cerrada entrará en este distinguido concepto.

A photo posted by Merce Pérez (@merce801) on

14. Caminar por la escarpa.

Unos le dicen acera, otros banqueta, pero todititos los yucatecos suelen caminar por la escarpa.

A photo posted by Visit Yucatan (@yucatanturismo) on

15. Se saltó la albarrada.

Desde los mayas, nuestra gente delimita sus terrenos con bardas de piedra sobrepuestas y aún es algo muy común en el interior del estado, aunque de repente te encuentres albarradas perdidas también en la ciudad.

A photo posted by Gerard Gd (@gerard_gd) on

16. Taja tu lápiz.

Sacarle punta a tu lápiz es cosa de todo los días en la primaria, y en las primarias yucatecas se llama como se llama.

17. Tráete tu sabucán pa’ la compra.

Ahora hay bolsas de plástico por todos lados, pero siempre es mejor traer la vieja bolsa del mandado.

18. Pirix con xix.

Bueno, aunque un poco soez, es el restito que le sobra a tu traserito. Xix significa resto y pirix… ya lo puedes imaginar :).

A photo posted by Katelyn (@katelyn_715) on

19. Qué bonita soguilla.

Tu collar y todo aquello bonito que te cuelgas en el cuello entra en esta categoría.

Candena#cubana#medalla#cruz#joyeriamelvinh

Una foto publicada por Joyeria Melvin H (@melvinh03) el