La respuesta corta es que sí, el guacamayo azul está considerado extinto de su hábitat natural. PERO, aún quedan especímenes en cautiverio y hay planes de volver a introducir a la especie en el hábitat originario, como te contaremos a continuación. Un artículo de BirdLife International explica la situación real y la de la película así:

“En el año 2011, la película animada Río cuenta la historia de Blu, un guacamayo azul que creció en cautiverio y que llega a Brasil para aparearse con la última espécimen hembra que vive en libertad: Perla. Pero de acuerdo a nuestra última investigación, Blu llegó 11 años tarde, ya que Perla, la última de su tipo en estado silvestre, es probable que haya desaparecido en el año 2000”.
Fuente: www.birdlife.org

Los criterios con los que se clasifican a las especies respecto al peligro de extinción son: Extinta; Extinta en hábitat natural; En grave peligro (posiblemente extinta); En grave peligro; En peligro; Vulnerable, y Cerca de estar amenazada. El guacamayo azul, de nombre científico Cyanopsitta spixii, ha pasado a estar “extinto en hábitat natural” según una investigación recientemente publicada en la revista científica “Biological Conservation”.

El último espécimen en libertad fue visto con seguridad en el año 2000, y en el año 2016 hubo un avistaje de un guacamayo azul en libertad, pero es incierto… y quizás se trataba de uno que había escapado del cautiverio. Se calcula que existen entre 60 y 80 aves de esta especie en cautiverio, y hay planes oficiales para que estas aves regresen a Brasil, se busque su reproducción y sean re-introducidas (liberadas en su hábitat) en el año 2021.

Según el reporte 2018 “Estado de las aves del mundo” de BirdLife International, hay más de 11.000 especies de aves en el mundo, y el 40 por ciento de ellas tiene declive poblacional, es decir, cada vez hay menos. Además, según el mismo reporte, una de cada ocho especies está en situación de amenaza, como se puede ver en el gráfico a continuación (los colores rojo, naranja y amarillo). Pero lo cierto es que si sumamos a las que están “cerca de estar en peligro”, un quinto de todas las aves del planeta están amenazadas (color verde musgo).

Photo: BirdLife International 2018

Fuente: Reporte 2018 “Estado de las aves del mundo” de BirdLife International

Así como la deforestación (movilizada por el avance de la frontera agrícola en Brasil) se considera la principal causa de desaparición del guacamayo azul, ese tema afecta a muchas otras aves del planeta. El reporte de BirdLife International señala que las principales actividades humanas que amenazan a especies de aves son: prácticas agrícolas insostenibles, expansión e intensificación agrícola, tala / deforestación, especies exóticas invasoras, caza y captura de aves, desarrollo inapropiado de infraestructura, y cambio climático.

Hay razones para tener esperanza…

Según el mismo reporte, por lo menos 25 especies de aves han sido salvadas de la extinción recientemente (desde el año 2000) gracias al trabajo de científicos, comunidades y conservacionistas. Y como las aves son un gran indicador del estado de los ecosistemas, esto también significa buenas noticias para otros animales y plantas. Súmate a los esfuerzos locales por cuidar los ecosistemas: tu compromiso hace a la diferencia.

Photo: BirdLife International 2018

Aves cuyos esfuerzos de conservación han funcionado, según el reporte 2018 “Estado de las aves del mundo” de BirdLife International.