A 38 km de Pachuca, Hidalgo, nos encontramos con un Pueblo Mágico rico en oro y plata, donde es posible pasar un fin de semana muy especial, alojándote en una de sus grandes haciendas renovadas, disfrutando de sus maravillas naturales (¡como los prismas basálticos!) y de su deliciosa gastronomía.

Te advierto que también puedes encontrarte con duendes… ¿te lo vas a perder?

 

Prismas basálticos

Los prismas basálticos van a enamorarte. En este pequeño parque podrás tomar magníficas fotos, caminar por puentes colgantes y lanzarte en tirolesa.

 

Peña del Aire

Desde la peña obtendrás una estupenda vista de su barranca. Lo más recomendable es llegar a ella en cuatrimoto, bicicleta de montaña o a caballo.

 

Vuelo en globo

Volar en globo en Huasca es una de las actividades más placenteras de esta región. Jamás lo olvidarás.

 

Bosque de los Duendes

Una caminata nocturna por el bosque de los duendes, ¿qué te parece? Vivir esta experiencia es algo que puede parecer espeluznante pero créeme que vale la pena. Prepara tu cámara para sacarles una foto a tus amigos del bosque 😉

 

Museo de los Duendes

En medio del bosque te encontrarás con el museo, es una casa de madera dedicado a pequeños seres fantásticos. Ahí podrás encontrarte con fotos, duendes, hadas y demás seres. Sus cuidadores admiten haber visto algunos con el pasar de los años. ¡Ojalá también tú puedas encontrártelos!

 

Presa de San Antonio

En Huasca es posible conjugar la tranquilidad con las emociones fuertes: para ello sólo basta llegar a la Presa de San Antonio y practicar kayak y remo.

 

Barranca de Aguacatitla

A 10 kilómetros de Huasca se encuentra un magnífico centro de turismo alternativo donde podrás aventarte por tirolesas, hacer rappel, senderismo, canopy, pescar y visitar una misteriosa cueva habitada por murciélagos.

 

Ex Hacienda de Santa María Regla

En esta bella hacienda minera del siglo XVIII se filmó una parte de la película El Zorro. Hoy puedes recorrer sus patios, su bella capilla de portada barroca y las bóvedas. La hacienda hoy es un bonito hotel.

 

Ex Hacienda de San Miguel Regla

Si quieres pasar un fin de semana romántico, te recomiendo este hotel, con sus bellas chimeneas y el pequeño lago que rodea la propiedad. También puedes visitar lo que se ha mantenido en pie de la antigua hacienda, como los arcos que eran parte de los patios y los hornos donde se fundía la plata que se sacaba de la mina.

 

Iglesia de San Juan Bautista

Fue construida por los frailes agustinos en el siglo XVI. En su fachada se destaca una imagen de San Miguel Arcángel. Al entrar se pueden ver retablos de madera con pinturas antiguas.

 

Contacto con la naturaleza

La abundante agua de la región es aprovechada por criaderos de peces, donde el visitante tiene a su disposición cabañas y sitios para acampar o para pasar un agradable fin de semana en contacto con la naturaleza. ¡Vive la magia de Huasca!