Crédito: jakkaphan

1.

Aunque en su país es un crítico implacable, cuando viaja le nace el orgullo nacional y quiere que todos sepan, cuanto antes, que es argentino.

2.

El lugar donde se aloja parece una embajada: Hay banderas argentinas en cada rincón.

3.

Habla de la Patagonia mientras está en Alaska, de Iguazú mientras está en el Niágara, y de otro país mientras está en Argentina.

4.

Pretende explicarle al tibetano cómo resolver sus misterios ancestrales, en dos o tres sencillos pasos. Y en español.

5.

Habla fuerte.

6.

Muy fuerte.

7.

Te besa en la mejilla cuando te saluda. No importa que seas hombre o mujer.

8.

Es experto en abrir heladeras en lugares ajenos.

9.

Le surge un inesperado (pero feliz) sentido de comunidad con sus hermanos sudamericanos, especialmente uruguayos y chilenos.

10.

Es un anfitrión excepcional sea cual sea el origen del invitado, a no ser que el invitado sea él. Entonces querrá ser el anfitrión.

11.

Te recomendará una canción, y cuando la estés escuchando te explicará cada verso (interrumpiendo a cada instante) hasta que no sepas si la canción ha finalizado o si su voz es parte del track.

12.

Puede pasar de moderar clementemente a opinar de forma demente si se lo contradice en temas esenciales como “quién es el mejor futbolista de la historia”.

13.

El presupuesto no le alcanza para pagarse el hostel, pero se suscribe a un programa de buceo en Similan Islands, e invita luego a todos sus amigos a tomar champagne para festejar.

14.

Pregona la Patria Grande (Latinoamérica), pero al mismo tiempo le explica a un uruguayo que el tablado, el carnaval y la murga se crearon en Argentina.

15.

Cada dos palabras, intercala frases como “daaale boludo”, “cuuuliao tomate un ferné” o “capo, sos un crack”.

16.

Lleva a todos lados la camiseta de su equipo de fútbol, sin importar el contexto ni el lugar.

17.

El Rock es argentino y el Pity Alvarez es su profeta.

18.

Tarde o temprano se rodeará de sus pares, con quienes se esmerarán en mostrarán al mundo las bondades de ser argentino.

19.

Chamuya a destajo, sin cansancio ni distinción.

20.

En una working holiday, se quejará si no hay trabajo y se quejará si tiene que trabajar.

21.

Pide multitud de consejos, pero termina haciendo siempre lo que le da la gana.