Los pobladores de este paradisiaco lugar le llaman Ría, en femenino, porque entra del mar hacia la tierra. El “lagartos” viene de la gran población de estos animales que habita en los manglares que lo rodean.

El principal atractivo turístico del lugar son los flamencos (Phoenicopterus ruber). Mucha gente les dice “flamingos”, pero ese es el término en inglés. En español, la expresión correcta es “flamencos”. Hay muchos tours de avistamiento para apreciar y fotografiar a estas elegantes aves.

Te recomendamos vayas con Ría Lagartos Adventures, son de los muy pocos que respetan las normas al cien por ciento y son súper profesionales. No por nada NatGeo y Discovery Channel siempre que van los contratan.

¿Sabías que el color rosado se los dan los carotenos contenidos en los crustáceos que comen?
De pollos son grises, de juveniles son blancos y es hasta más adelante en los inicios de su edad adulta que comienzan a pintarse de rosado.

Otro atractivo de este lugar en Yucatán, también rosado, son Las Coloradas, lagunas donde se produce sal y que gracias a los minerales que contienen, la alta salinidad y también microcrustáceos adquieren un color rosado intenso.

A la vuelta de Las Coloradas hay una playa bien bonita que los locales hacen llamar “Cancunito”.

La Ría es bien bonita, apacible y suave. Puedes rentar un kayak o bien un paddle board y navegar por las aguas bajas.

Los paisajes del amanecer son impresionantes.

Sobre todo cuando hay flamencos de por medio.

Y los atardeceres… Uff, son grandiosos, ¡checa estas fotos!

Y las noches, cuando el clima es bueno y el cielo está abierto, son de mil estrellas y suspiros.