1.

Con un valle que tiene como fondo una espectacular montaña que parece querer tocar el cielo azul con sus picachos de tonos verdes, se encuentra el centro cultural Otomi Temoaya, uno de los más importantes centros ceremoniales dedicados a la etnia otomí.

A photo posted by Enrique (@bolle6) on

 

2.

Los atractivos más importantes de Temoaya están representados por la cultura otomí, presente en este municipio. El poblado de calles empedradas con su plaza principal, su iglesia consagrada a Santiago y su tianguis dominical son algunos de los atractivos que el visitante puede encontrar.

A photo posted by Mnk (@mnk_noria) on

 

3.

La artesanía predominante es el tejido de magníficos tapetes finos anudados a mano, apreciados en todo el mundo por lo extraordinario de sus diseños fantásticos y el colorido de la lana virgen teñida que le imprimen las manos indígenas.

 

4.

Más de 300 talleres y casi 1000 artesanos abren sus puertas para ofrecerle al turista excelentes muestras del genio creador indígena. La Sociedad Cooperativa de Tapetes Anudados a Mano, ubicada en el poblado de San Pedro Abajo 1a. sección, muy cerca de Temoaya, es el sitio donde se pueden adquirir estas finas prendas.

A photo posted by Arturo Chavez (@fer_art) on

 

5.

El centro ceremonial otomí es un conjunto arquitectónico de inspiración prehispánica que evoca a los centros ceremoniales de épocas pasadas. Tiene terrazas a distintos niveles, escalinatas, esculturas, plazoletas, murales y es sede del Museo de la Cultura Otomí.

A photo posted by Daniel Conde (DACO) (@dondaco) on

 

6.

Todo el conjunto busca preservar las tradiciones y cultura de este pueblo que se ha negado a extinguirse. El centro ceremonial también cuenta con foros de exposiciones donde se presentan diversos espectáculos; y el Salón del Consejo Supremo Otomí, donde los representantes y líderes de esta etnia realizan ceremonias que, en algunos de los casos, el visitante puede admirar. Hay una tienda de artesanías que cuenta con un extenso surtido de objetos, tapetes, deshilados, tallas en madera y cerámica.

 

7.

Durante las festividades en Temoaya las danzas tienen un lugar importante, pues en ellas participa toda la comunidad, recoge las tradiciones indígenas y las transforma en una danza mestiza donde se mezcla el culto católico con la concepción del mundo prehispánico.

 

8.

Inaugurado en 1980, este imponente Centro Ceremonial Otomí se ubica al pie del Cerro de la Catedral y tiene la importante función de proteger y preservar la cultura e identidad de esta etnia. La construcción se encuentra en armonía con el paisaje que la rodea y es un tributo a esta cultura pues el conjunto está decorado con murales con elementos simbólicos que nos refieren a la complejidad de su pensamiento y religión.

 

9.

Tiene varias plazas, escalinatas, esculturas estilizadas y un museo que tiene como exposición permanente una serie de escenarios de la vida y costumbres de los otomíes, objetos como puntas de flecha, vasijas y esculturas encontradas en la localidad, así como un recorrido por la historia, la vida social y la artesanía de esta etnia.

A photo posted by Martín (@martin_c0llins) on

 

10.

En el interior del Centro Ceremonial hay un pequeño lienzo charro que ofrece, en temporada de lluvias, una modalidad de la charreada única en el país, llamada “charreada a campo traviesa”. En el Centro Ceremonial se encuentra una unidad de entrenamiento especial para deportistas de alto nivel. Cuenta con estacionamiento, sanitarios, tienda de artesanías y venta de alimentos típicos.

A photo posted by Arisbeth (@arisbetha) on

 

11.

Visitantes de todo el mundo vienen a este municipio, atraídos por el magnífico trabajo de sus artesanos tejedores de los famosos tapetes de Temoaya, elaborados en fina lana a semejanza de los persas, pero éstos además llevan en las grecas y figuras el carácter Otomí y de otras etnias, pues cada diseño representa la visión del universo heredada por sus ancestros.

A photo posted by ELIZA (@elizaalasso) on

 

12.

Además de los tapetes, los muchos artesanos de este municipio realizan hermosos ayates y costales de ixtle, fajas, los famosos “chincuetes”, coloridos gabanes y sarapes en lana, al igual que los también famosos deshilados y bordados con las formas estilizadas de vegetales y animales que los otomíes le imprimen a todas las prendas de vestir que producen. ¿Te lo vas a perder?

A photo posted by Mike Ayala (@mikemaam) on