ENAMORARSE puede parecer un evento mágico e impredecible, pero hay una forma de crear la chispa del amor entre dos personas, que a su vez explica muchas cosas respecto a cómo funcionan las relaciones.

El Dr. Arthur Aron, el creador de dicho método, lo llama “procedimiento para lograr el acercamiento interpersonal”.  No, no suena romántico, pero sí parece funcionar. El procedimiento utilizado en las investigaciones del Dr. Aron para alcanzar el enamoramiento consiste en una serie de 36 preguntas que dos personas desconocidas deben hacerse y responderse la una a la otra, y además requiere que los “extraños” se miren a los ojos ininterrumpidamente durante cuatro minutos.

Una serie de vídeos que circulan por Internet utilizan segmentos del experimento y modifican algunas variables para probar las teorías del Dr. Aron.
El siguiente vídeo muestra a personas que no se conocen entre sí respondiendo el cuestionario de las 36 preguntas, sin necesariamente llevar a cabo la sección de la mirada sostenida, y cómo esto hace que rápidamente se conecten y empiecen a tener sensación de intimidad entre ellos:

Hay otro caso, por ejemplo, en el que no todas las personas involucradas son extraños entre si, y no han contestado el cuestionario de 36 preguntas: solo llevan a cabo los 4 minutos de mirarse a los ojos sin hablar. Si miras ese vídeo hasta el final podrás observar como los cuatro minutos que los participantes pasan mirándose a los ojos logran crear una fuerte conexión. Mandy Len Cartron, colaboradora del New York Times, denomina esto como “intimidad acelerada” y explica que esta conexión de la mirada genera confianza e intimidad, que es lo que el sentimiento amoroso necesita para florecer.

Pruébalo algunas de estas cosas con un extraño, con la persona con la que vas a una cita, o con tu compañero / compañera de vida, y cuéntanos cómo te fue con el experimento. Esperamos que logres desarrollar una conexión tan fuerte como la que narran los vídeos.


Para leer este artículo en inglés, haz clic aquí.