Foto: sari_dennise

1. Que el amor de tu vida le vaya al América.

2. Salir a atrapar Pokémon y regresar sin celular.

3. Que tu mamá sea la nueva #Lady-algo.

4. Que lleguen las tortillas cuando ya acabaste de comer.

5. Tener que tomar taxi porque en tu ciudad todavía no hay Uber.

6. Hacer la cola dos veces para cualquier doloroso trámite porque no sacaste copia de tu CURP.

7. Que se te rompa la tostada en la primera mordida.

8. Morir de hambre y que la señora de los antojitos no te pele 🙁 .

9. Ser Godínez y que un día de asueto caiga en fin de semana.

10. Traer antojo de huevito con aguacate y que al llegar a la tiendita no te alcance ni pa’ uno ni pa’l otro.

11. Ser niño y que no te salga ni un tazo en tus papitas (peor si a tu amigo le salen dos en su bolsita y no comparte).

12. Que los Reyes Magos te traigan calcetines.

13. Ser el único con uniforme en toda la escuela porque olvidaste que era día de “ropa de calle”.

14. Cuando estás a punto de comer tus quesadillas y solo le quedan dos gotitas a la Valentina.

15. Que un fantasma te inscriba en el maravilloso servicio de telefonía que todos los días te manda entretenidos mensajes de noticias a tu celular y del cual nunca podrás darte de baja a menos que vendas tu alma.

16. Exprimir limón tras limón sin encontrar uno con jugo.

17. Ser el inocente blanco de una empresa de cobranza porque algún “despistado” deudor dio tu teléfono para sacar algún crédito. ¿A quién no le gusta que le llamen en domingo a media noche?

18. Enterarte que el chavo que lava coches gana más que tú con título universitario.

19. Que no te dejen pasar al baño público porque te faltan 50 centavos.

20. Estar solo en tu casa, meterte a bañar y que se te acabe el agua a media enjabonada.

21. La Rosa de Guadalupe.