Foto: Alvaro Ortiz

1.

Lavar el coche EL DÍA que llueve…

2.

Comprar un supuesto plátano canario y descubrir que es una banana importada.

3.

Pedir una caña y que no te pongan una Tropi o Dorada.

4.

Que alguien te pregunte si las Islas Canarias están por donde Mallorca.

5.

No poder pegarle al que dice que los canarios hablamos mal.

6.

Flotar aburrido en un mar sin olas.

7.

Planear una semanita de playa y encontrarte con una semanita de panza de burro.

8.

Que te vendan una “papa arrugada” con la piel lisa y sin sal.

9.

No poder hacerte el mojito con Arehucas.

10.

Pasar mucho tiempo sin escuchar un “qué pasó loocoooo?”

11.

Que se acaben los Munchitos.

12.

Que no te toque la piña en el potaje.

13.

Dejarte estar para comprar el billete a las islas en Navidad.

14.

Ir a comprar y que nadie te diga “¿algo más, mi niña/o?”

15.

Subirte al Binter y descubrir que en verano no te dan ambrosías.

16.

Que la “guagua” no sea de uso universal.

17.

Ir a la cocina por la mañana y recordar que solo queda una cucharada de gofio de las chicas.

18.

Que la temperatura baje de 18°C y verte sin anorak, guantes y bufanda.

19.

Pedir un leche y leche y que te traigan… una sorpresa.

20.

Ir todo emocionado a hablar con un canario fuera de las islas y que te pregunte “¿y vosotros de qué isla sois?”

21.

Ponerte malo malísimo cuando empiezan los mogollones.

22.

Tener que vivir lejos del mar.