1. Un rico ceviche acompañado con unas chelas en un día de sol.

¿Y por qué no junto con un tiradito, un pulpo al olivo, una causa rellena y choritos a la chalaca? y unas chelas al polo y claro…¡sin olvidar la canchita!

Crédito: tdd

2. Hacer previos con chilcanos.

¡Infaltable en toda reunión social! Todo buen peruano sabe que no hay nada como una fiesta con chilcanos…Recuerdas que cuando vivías en Perú nunca dejabas de llevar tu botella de pisco, hielo, Ginger-Ale en botella grande y, claro, ¡tu saco de limón peruano!

Crédito: inkachicken.

3. Hacer la ruta del Pisco.

Como buen peruano…¡te encanta el pisco! Y sabes que cualquier excusa era buena para hacer una ruta del pisco con tus amigos.

4. Cocinar arroz en la Olla Arrocera.

Pensabas que en todo el mundo cocinaban arroz usando Olla Arrocera y, la primera vez que intentaste prepararlo en una olla normal, no solo se te quemó, sino que hasta te quedó crudo. Luego descubriste que las venden en las tiendas orientales y corriste a comprarte una!

Crédito: Go!PYMES fotos

5. Lunes de Lentejas.

Quizás cuando vivías en Perú estabas cansado de comer lo mismo todos los lunes, pero ahora te das cuenta que es una de las costumbres más ricas y sanas, y obviamente…¡acompañado de su huevo frito!

 

6. Ir al caldo de gallina después de una buena juerga.

Perfecto para que se te pase la borrachera, sin duda que cambiarías un kebab por un buen caldo de gallina, ¿cierto?

Crédito: inkachicken

7. Un pollito a la brasa.

Acompañado con sus papitas fritas, ensalada, ají amarillo y chimichurri.

Crédito: lwy

8. Un rico chifita, ¡acompañado, claro, con una Inca Kola helada!

Crédito: lwy

9. Las jergas y muletillas peruanas.

Usar expresiones como pucha, ya pues, este, osea, un ratito, ahorita y tonearse en tu día a día.

10. Y lo más importante…¡a tu familia y a tus amigos de toda la vida! 

Crédito: rod_waddington