Venezuela es mucho más que ron y cervezas. Si, claro, nuestro ron y nuestra “espumosa bien fría” tienen hasta premios internacionales, pero lo cierto es que en la variedad (de bebidas) está el gusto. Cada rincón aporta sus aromas y sabores para lograr unos licores que te llevan de viaje, desde el Cabo de San Román hasta el nacimiento del río Ararí, desde la Sierra de Perijá hasta el Delta del Orinoco. Encontrarás sabores que ningún otro lugar del mundo te ofrece. Aquí va la lista de licores que debes probar en Venezuela antes de morir.

 

1. Cocuy

Hace algunas semanas estuve en Caracas y le llevé una botella de Cocuy a mis amigos: ¡quedaron maravillados! Esta bebida, aún desconocida para algunos venezolanos, ha sido preparada por los aborígenes desde mucho antes de la llegada de los españoles. Propia de la región Nor-occidental, hasta hace muy poco estaba prohibida por su alto contenido alcohólico. Tiene un sabor fuerte con un toque dulzón y muy gustoso aroma.
Aunque actualmente existe una versión industrial embotellada, la mejor es la artesanal. La encontrarán en taparitas de barro cocido en los áridos y remotos poblados de Falcón y Lara.

 

2. Ron culebra

A photo posted by Alison Hill (@aloedeveras) on

¿Quieres probar tu valor? ¡Te reto a tomar Ron culebra! Esta bebida exótica, por no decir aterradora, se encuentra en poblados muy remotos en las sabanas paraguaneras. Literalmente es una botella de aguardiente, ron blanco o cocuy que tiene dentro una serpiente (no venenosa). Los pobladores la utilizan como bálsamo para las dolencias, y los abuelitos de esos pueblos también lo beben, y se lo ofrecen a todos los turistas que pasan por el lugar para probar su valentía. ¿Tú te atreverías a probarlo?

 

3. Ponche Caraqueño, Ponche Andino y Ponche Llanero

Crédito: Ponche Crema

A lo largo de nuestro país encontraremos tres tipos de Ponche. El Caraqueño se prepara con Ron, Leche Condensada, Huevos y Limón, y se vende embotellado en la ciudad o de manera artesanal en los poblados del cerro “el Ávila”. El Andino se prepara a base de “Miche”, huevos, azúcar y flan, y se vende únicamente en los Andes Venezolanos. Por último, el Ponche Llanero, también conocido como ponche de San Juan, se prepara a base de aguardiente, huevos criollos, canela, leche y mazamorra de maíz. Este también se encuentra en los llanos venezolanos de manera artesanal y es vendido por tradición únicamente durante el día de san juan después del mediodía, ¡algo por lo que realmente vale la pena esperar todo el año!

 

4. Miche

Crédito: Miche Andino

El Miche sabe a los Andes, ¡eso lo dice todo! Esta bebida a base de un inusual destilado de hinojo es capaz de calentar a cualquiera en la noche más fría. También existe una versión del miche conocida como “Miche Callejonero”, en la que el destilado de Hinojo se mezcla con guarapo de caña y aliñado con patas de Res. Nota: el miche callejonero solo se puede probar en Mérida.

 

5. Macerados frutales

A photo posted by Mix Bar Show (@mixbarshow) on

Los macerados tienen un sabor distinto en cada región, ya que se preparan con los ingredientes típicos de cada sitio. En los andes los encontrarás de fresa y mora a base de “Miche”. En La colonia Tovar, serán de durazno y fresa a base de Ron blanco. En ambos casos, los licores son casi una “necesidad” para mantenerse en calor en esos paisajes montañosos.
Si pasamos por los llanos o por la zona noroccidental del país, los encontraremos hechos a base de Aguardiente o de “Cocuy” con frutos silvestres como el “Poncigué”, el “Píritu”, el “Cují” o la “Urupagüa”. Harán estremecer hasta al más macho.

 

6. Anís “Cartujo”

Crédito: Anís Cartujo

El Anís “Cartujo” venezolano es una bebida de sabor realmente dulce destilada del Anís de muy alta calidad. Se puede encontrar hasta debajo de las piedras y a un costo muy accesible… resultando incluso más económico que el ron o la cerveza. Generalmente se toma puro y seco, aunque hay una versión embotellada con leche de coco. Lo interesante de éste Anís, es que, según las creencias populares, no puedes tomar agua luego de tomar Anís porque perderás tu estado de sobriedad, y el “Ratón” al día siguiente no tendrá igual.

 

7. Chicha

En nuestro país podemos encontrar tres versiones de chicha. La chicha sin alcohol se vende como bebida refrescante a lo largo del territorio nacional, y está hecha a base de arroz. En segundo y tercer lugar, la chicha llanera y la chicha andina, ambas elaboradas con fermento de maíz pero con una diferencia fundamental. Mientras que la chicha llanera se fermenta con guarapo de panela, la chicha andina se hace con guarapo de piña. Con un buen espíritu científico, ¡prueba ambas y saca tus propias conclusiones!

 

8. Licor de uvas silvestres

Crédito: Michelle Tribe

Es un licor que solo podemos encontrar monte adentro en los llanos venezolanos y que únicamente se elabora de manera artesanal. Sin ánimo de exagerar, tiene un sabor único, que no encontrarás en otro lugar del mundo y por el que vale la pena adentrarse a lo más profundo de la sabana llanera. Palabra de exploradora…

 

9. Calentaíto

Sólo escuchar su nombre ya te hace entrar en calor. La bebida típica del páramo andino se sirve caliente, pero solo puedes beberla una vez que “deje de echar humo”. Consiste en una mezcla de miche con más de 27 hierbas locales. Ojo, debes ser precavido y no tomar mucho, ya que mientras te encuentres en el páramo su efecto será mantenerte en calor, pero a medida que bajes de las montañas irá en ascenso tu borrachera. Y si la bebiste “echando humo”, también irá en aumento el ardor por la quemadura de tu boca, ¡así que cuidado!

 

10. Vinos de frutas

Crédito: Miguel Vaca

Cuando de vinos se trata, tal vez nadie piense en Venezuela. Sin embargo, acá también tenemos una pequeña producción de vinos de frutas. En lugares como Villa de Cura podemos encontrar de cambur (banana) y de tamarindo, en Mérida y la Colonia Tovar de Fresas y Moras. En Colonia Tovar también podemos encontrar una pequeña destilería de Vino Tinto conocido como “Tinto Coloniero” que no deberás dejar de probar.

 

11. Licores “Colonieros”

Crédito: Fimb

Llamados así por ser elaborados en la Colonia Tovar, un rinconcito montañoso de donde no querrás regresar. Además de los Vinos frutales y el Vino Tinto, acá también se encuentran otro tipo de licores como lo son el licor de crema de Avellana y Cacao, el Ronmiel y el Brandy “Coloniero”. Con sus dulces aromas a chocolate o miel y suaves texturas, detenerse será imposible. Para cuando te des cuenta, ya será demasiado tarde: alguien tendrá que llevarte a casa.

 

12. Levantón andino

Ehhh #venezuelaes una cosa loca #cosasexcentricas #levantonandino

A photo posted by Daniela Moreira Torres (@danielamoreirat) on

Los Andes quizás se lleven el premio por su variedad de bebidas. Si te encuentras con ánimos de entrar en calor de una manera diferente, el “Levantón andino” será la bebida indicada. ¿Qué es eso de Levantón? Es una bebida afrodisíaca súper potente a base de Miche, que según los andinos, ¡es capaz de levantar hasta un muerto!

 

13. Mistela

A photo posted by @estelavertigo on

Sin salir de los Andes, encontramos otro licor bastante particular: la “mistela”. Es una mezcla de miche con hierbas medicinales que se da a las parturientas para mantener el calor corporal y que todos los papás aprovechan para celebrar el nacimiento del nuevo miembro de la familia. Así que no hay que perderse la oportunidad de “beberte los miaos” que nos ofrezca algún orgulloso padre andino.

 

14. Licores de café y cacao, y café con licor

Crédito: juantiagues

Los licores de café y cacao se consiguen en todo el territorio nacional, pero los de más alta calidad los encontraremos en el oriente venezolano. Ciudades como Puerto Píritu, Barcelona, Puerto la Cruz o Cumaná se dejan invadir por los aromas mezclados del mar y de éstos licores tan deliciosos al gusto.

También es posible la combinación de café con licor. Se puede encontrar con Anís, Miche, Aguardiente o Cocuy, pero sin lugar a dudas, ¡en el Hatillo es donde mejor la preparan!

 

15. Cachiri

Debemos ir hasta la selva amazónica para degustar esta bebida de origen indígena. Se elabora desde mucho antes de la llegada de los españoles a América, con un fermentado de yuca y bajo el mismo principio que la chicha. Su sabor es realmente agradable, y la experiencia de conocer la bebida y la cultura que la creó es altamente recomendable.

 

16. Amargo de angostura

Crédito: Dominic Lockyer

Un saborizante y aromatizante utilizado en los más prestigiosos tragos a nivel mundial, así como en muchos platos gourmet del mundo, tiene su origen en Venezuela. En un principio, ¡fue un medicamento contra la cólera! Está hecho a partir de un concentrado de plantas locales.
Aunque actualmente la mayor producción del mismo sea en Trinidad y Tobago, vale la pena pasar por Ciudad Bolívar y probar el autóctono, elaborado con las hierbas originales de donde lo hicieron por primera vez, pues, nada como la receta original, ¿no?


 

Crédito imagen de portada: David Dennis