1. Museo del Mantecado (Estepa)

Me encantan los museos donde además de enseñarte, te dan cosas a probar. Pues este es uno de ellos. En este museo no sólo se aprende la elaboración —en todas las fases del proceso— de los polvorones y mantecados típicos de Estepa, también se explica los orígenes y desarrollo de la familia Galván, impulsora de la marca “La Estepeña”.Y, al final, una cata con todas las variedades de la casa te espera al final del recorrido. Eso sí, con agüita cerca, que el riesgo de atragante es alto.

2. Museo de muñecas antiguas (Ayamonte)

Museo coqueto donde los haya, aunque a muchas personas nos produzcan una cierta inquietud estas muñecas antiguas, sin duda fruto de una mente intensa expuesta a la cinematografía desde la tierna infancia.

Las primeras muñecas que encontramos son del siglo XIX y, siguiendo una cronología, destaca la época dorada de las muñecas inglesas de porcelana de finales de este mismo siglo. También es curioso observar la irrupción de muñecas de producción española en la época de posguerra. ¿No has oído hablar a tu madre o abuela nunca de Mariquita Pérez? Pues aquí están ella y sus amigas: Gisela y Cayetana.

3. Museo del Bandolero (Ronda)

El “bandolerismo” es un fenómeno mitificado en estas tierras de la Serranía de Ronda, así que no es de extrañar la existencia de este museo. Una investigación por todo el territorio español ha dado como resultado un espacio con 1.390 objetos entre libros, armas, documentos, vestuario, grabados, litografías, sellos oficiales, prensa de la época, romanceros, fotografías, barros Malagueños, óleos, acuarelas, cómic, cromos, películas y escenificaciones. De lo más curioso.

4. Museo del Bonsái (Marbella)

Hoy hace un poco de calor en Marbella… #marbellamola #museodelbonsaimarbella #ozuquecalo

Una publicación compartida de Igor Zumalabe (@igorzumalabe) el

Este museo es pionero en España y, por alguna extraña asociación, se me hace muy natural y lógico que sea precisamente en Marbella donde se han abierto sus puertas.

Esta colección de bonsáis, reconocida como una de las más importantes de Europa, cuenta con una fantástica muestra de olivos, de 200, 300 y hasta 400 años, única a nivel mundial.
Entre sus joyas cuenta con un ejemplar llamado “el Toro”, un enebro de más de 400 años. La verdad es que yo me quedo embobada ante estas miniaturas, que son auténticas obras de arte.

5. Museo de las Cuevas del Sacromonte (Granada)

el meu nòvio diu que sóc Lola Flores

Una publicación compartida de Mireia Galià (@unevalsedeux) el

El Sacromonte es quizá el barrio/entorno más peculiar con el que me topé jamás. No es de extrañar que haya sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Su peculiar arquitectura de casas-cuevas, mezclado con una de las más puras tradiciones flamencas, hacen del conjunto un auténtico espectáculo.

En este museo etnográfico se enseña la cultura, la naturaleza y la historia de este singular entorno. Se recrea, a lo largo de diez cuevas, las condiciones de vida y los oficios tradicionales de sus habitantes (cestería, fragua, cerámica, telar).

6. Museo de la Cultura del Olivo (Baeza)

Sobre el olivar se vió a la lechuza volar y volar… #olivares #jardindevariedades #museodelolivo #Jaén #AOVE #AntonioMachado Estrenamos Instagram!

Una publicación compartida de Museo de la Cultura del Olivo (@museodelolivo_baeza) el

Que este museo se encuentre en Jaén no es azar, estamos en la región europea donde se cultiva y produce mayor cantidad de aceite. Aquí todo gira en torno al olivo y la elaboración del aceite de oliva: el paisaje donde crece, gastronomía y costumbres populares que lo rodea, etc. Y, al final, una cata de aceites, que es una cosa curiosísima.

7. Museo del tatuaje “El templo” (Torremolinos)

La pareja de tatuadores Lucas y Linda decidieron abrir este espacio que muestra todo tipo de instrumentos relacionados con la práctica de tatuar, así como diseños, documentos y piezas históricas. Paralelamente funciona como estudio de tatuaje, así que además de salir con un cacho de piel decorado, podrás empaparte de todo lo que rodea a esta expresión artística.

8. Museo de la Pasa (Almáchar)

#almáchar #tanaporelmundo #museodelapasa

Una publicación compartida de Viajero Y Personaje D Tv (@tanaporelmundo) el

Este museo, ubicado en una vivienda tradicional de Almáchar, esta localidad malagueña que rinde homenaje a la pasa, su principal medio de sustento. Ubicado en lo que se ha llamado “la ruta de la pasa”, 62 km por la Axarquía malagueña, donde se asegura que se encuentran las mejores pasas del mundo.

En esta vivienda de dos plantas, podemos observar una gran cantidad de aperos y utensilios, todos destinados a las labores de recolección de la pasa.

Sea el primero en comentar