1.- Pitigliano

Uno de los pueblos más bellos de la Toscana y también uno de los menos visitados. Conocido como la pequeña Jerusalén, aún conserva un barrio judío que es uno de los grandes motivos para no dejar de visitarlo.

2.- Procida

De origen volcánico, Procida es la isla más pequeña del Golfo de Nápoles, convirtiéndose en un destino ideal para todos los que busquen relax, disfrutar del mar y de una cultura única.

3.- Civita di Bagnoregio

Conocido como “la città che scompare” o “el pueblo que desaparece”, Civita di Bagnoregio es uno de los rincones más bellos del Alto Lacio. Se puede acceder únicamente a pie, los coches están totalmente prohibidos, encontramos en él algunas de las imágenes más escénicas de Italia.

4.- Lipari

Con una acrópolis amurallada, presidida por su increíble Catedral, Lipari, capital de las Eolias se muestra en todo su esplendor a medida que te acercas a ella. Por cierto, algo que no debemos perdernos es dar la vuelta completa a la isla por la carretera panorámica, todo un regalo para los sentidos.

5.- Orta San Giulio

Conocida como “la acuarela de Dios” por su gran belleza, cerca del Lago Maggiore, encontramos Orta San Giulio, un pueblecito del que te enamoras nada más verlo y que parece sacado de un cuento.

6.- Nesso. Lago di Como

Dicen de él que es uno de los rincones más románticos de Italia, a lo que nosotros añadiríamos que también es uno de los más escénicos, sobretodo si obtenemos la perspectiva desde el propio lago, una de las mejores maneras de conocerlo antes de desembarcar y perdernos por sus muchos rincones en busca de la serenidad que dan sun callecitas.

7.- Alberobello

Alberobello, es un pueblo del interior de Bari, conocido por sus trullos, unas construcciones cónicas, de origen prehistórico, hechas de piedra. Hoy en día podemos pasear por su centro histórico rodeados de estas increíbles edificaciones, que hacen de Alberobello uno de los lugares italianos incluidos en el Patrimonio de la Humanidad.

A photo posted by Italia (@italian_places) on

8.- Lago Misurina

Considerado por muchos como uno de los paisajes de montaña más impresionantes del mundo, pasar unos días en el Lago Misurina es asegurarse relax, serenidad y disfrutar de un entorno único.

9.- Furore. Costa Amalfitana

En la Costa de Amalfi encontramos Furore, uno de los lugares más interesantes de la zona y también uno de los más desconocidos.
Antiguamente el acceso a Furore estaba prácticamente oculto, ya que las escaleras no eran visibles desde la costa, algo que le valió el sobrenombre de “el pueblo inexistente”. A raíz de esto, el alcalde decidió situarlo en el mapa pintando las casas de colores vivos, para que se pudiesen ver bien desde la costa, algo que se mantiene hasta el día de hoy.

A photo posted by Peppe Addeo (@peppeaddeo) on

10.- Ristorante Grotta Palazzese. Polignano a Mere

Basta con ver una foto para saber que este es uno de los restaurantes más escénicos que podemos encontrar en Italia, ¿verdad?