1. Alacranes

Aunque por su nombre podrías pensar que es un lugar poblado por estos atemorizantes arácnidos, el Parque Nacional Arrecife Alacranes constituye una de las áreas naturales protegidas más importantes del país y, tras tramitar un permiso, es posible visitar este mágico arrecife y vivir una inolvidable aventura en uno de los lugares más increíbles del Golfo de México.

A photo posted by Pau Román (@pauromanmx) on

2. Kabah

Kabah es uno de los pocos asentamientos que conservan su nombre prehispánico, del cual se hace mención en el Chilam Balam de Chumayel, el antiguo libro Maya. Junto con Uxmal Labná, Sayil y Xlapak fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Está sólo parcialmente restaurada, por lo que podrás dar rienda suelta a tu espíritu aventurero recorriendo los edificios ocultos en la selva…

3. Aké

Aké no sólo es una zona arqueológica, sino que cuenta con una gran variedad de atractivos. Existen ahí mismo las ruinas de una hacienda y una iglesia construida sobre una pirámide. Este “lugar de bejucos” es una de las menos conocidas, pero no por eso menos sorprendentes ciudades mayas del Yucatán.

4. Noh Mozón

Noh-Mozón es uno de los más hermosos y menos explorados cenotes en Yucatán. Para llegar necesitas recorrer varios kilómetros de un estrecho sendero entre una espesa vegetación y atravesar algunas cercas que intentan, sin mucho éxito, evitar que el ganado ande libremente. Sin embargo, tanto el camino como el lugar bien valen la pena. La belleza de esta joya subterránea habla por sí misma y, sino me crees, ¡mira la foto! A 39 kilómetros de Mérida, en la comisaría de Pixyah.

A photo posted by @juliendelsad on

5. Chicxulub

Su nombre significa “pulga del diablo”, y a pesar de ello no hay pulgas, sólo hermosas playas, un mar de colores increíbles y mucha, mucha tranquilidad. Si lo que buscas es un lugar para relajarte, olvidarte por un momento el mundo y vivir las mejores vacaciones de tu vida, ¡este es es lugar!

6. Yaxunah

En maya significa “pájaro de agua”y es uno de los cenotes más hermosos que puedas encontrar. Refrescarte en esta maravillas natural luego de una caminata por la selva yucateca es una aventura que no vas a olvidar. Tus fotos serán la envidia de Instagram…

A photo posted by Jhoana Nuñez (@jhomanu) on

7. Chuburná

Una larga y hermosa playa frente a un Mar Pacífico y colorido, en Chuburná puedes pasar una tarde entre la dunas y observar una espectacular puesta de sol acompañado por tus amigos o con esa persona especial de tu vida. Hay pocos lugares mejores para disfrutar del espectacular cielo nocturno yucateco. ¡Tus ojos no van a dar crédito!

A photo posted by Christine chu (@merida_mommy) on

8. Labná

Labná significa “casa abandonada” y, aunque ha estado deshabitada desde hace siglos, esta increíble ciudad maya está llena de aventura, misterio e historia. Ubicada entre Xlapak y las Grutas de Loltún, Labná es el último asentamiento de la Región Puuc. Puedes llegar a la carretera federal mejor conocida como la carretera de la ruta Puuc.

A photo posted by José Mis (@joze_miz) on

9. Kankiriché

Su nombre significa “fruta amarilla del árbol” pero es algo más… tras descender por una escalera de madera te encontrarás en un hermoso cenote subterráneo. Se ubica muy cerca del pequeño poblado de Mucuyché y es todo lo que necesites para pasar un fin de semana increíble.

10. Dzilám

Para quienes buscan un lugar retirado del bullicio de las grandes ciudades y las playas llenas de gente, Bocas de Dzilam es una excelente opción. Apartado, es un lugar muy tranquilo donde se puede practicar el campismo, andar en kayak o practicar la pesca deportiva. ¡No te vas a querer ir!

A photo posted by Andrew Muhoro (@andykiny) on

11. Uayma

Muy cerca del Pueblo Mágico de Valladolid se encuentra Uayma, una pequeña población que fue escenario de una terrible batalla durante la Guerra de Castas en Yucatán. Su iglesia quedó severamente dañada y a los pobladores les tomó muchos años poder repararla. ¡El resultado es magnífico!

A photo posted by CLAUGIANN (@claugiann) on